Aviso a Mercadonautas y vendedores abusivos: Déjenme en paz de una puñetera vez

 

Aviso a Mercadonautas. Déjenme en paz de una puñetera vez
Aviso a Mercadonautas y vendedores abusivos. Déjenme en paz de una puñetera vez

 

“La sociedad actual se ha convertido en un gran mercado de subcontratas y mercadonautas, desafortunadamente para los consumidores y para los vendedores”

La sociedad actual se ha convertido en un gran mercado de subcontratas, desafortunadamente para los consumidores y para los vendedores. Todo el mundo viene a venderte su producto. Ya no es como antes. Hace veinte o treinta años, si querías comprar algo, ibas al lugar indicado y allí, después de evaluar pros y contras, precios y calidades, decidías que era lo que más te convenía. Generalmente inducido por algún spot publicitario, radiado o televisado. ¡Tan cortitos éramos, tronco!. Luego si te apetecía y tenías los recursos necesarios comprabas o no.

Embelesado o sin embelesar, con cara de listo o de tonto de babas. Hoy en día, el batiburrillo de empresas, sub empresas, contratas, subcontratas, técnicos, cobradores, vendedores, colaboradores, aplicadores, incentivadores, la madre que los parió dores etc… Crean un saco de totum revolutum, tan difícil de des imbricar que no sabes si estás contratando una comida con una langosta, un lomo al ajillo o vete tu a saber que tipo de producto basura. Tampoco sabes con quién estás hablando, si con tu empresa suministradora, o la competencia, tu padre, tu tía o el “camuñas”, y ojo que ya no puedes fiarte ni del Papa de Roma, que para los creyentes, anda un poco escorado a siniestra.

¡He optado! Y escribo, porque no quiero convertirme en un corre ve y dile de mi mismo y de mi producto, casa por casa y esto es lo que aconsejo a los Mercadonautas en general: cuando durante la mañana o tarde, oigan el timbre de la puerta, si no esperan a nadie, no abran. Puedo asegurarles que es un simpático y joven empleado de compañía casi esclavista, que por supuesto, cobra una miseria a comisión; ¡Buenos son algunos para pagar!; que quiere acceder a tu proximidad con el loable ánimo por su parte; alevoso por parte de alguna empresa; de venderte la felicidad en forma de unos descuentos en las facturas que ¡Ya quisieras! a los que no te podrás resistir. Ojo, cuidado si has abierto, el jovencillo con su cara de trabajador a destajo, mal pagado y cansado puede hacer que te rindas ante la culpa que puedas sentir. Te advierto, tú no tienes la culpa, la tiene su empresa la que lo contrata probablemente por servicio y con un sueldo miserable; ¿Cómo van a dejar de ganar?.

“Y digo yo, ¿para qué?, supongamos que mi compañía actual me factura un cien y con su nueva oferta de sus vendedores pagaré, noventa y cinco o noventa”

Y digo yo, ¿para qué?, supongamos que mi compañía actual me factura un cien y con su oferta pagaré, noventa y cinco o noventa. Poca reducción es eso, cuando generalmente casi nadie llega triunfante a fin de mes con su nómina. Tan poca es que viene a ser lo mismo, eso puede durar un año, pero tened por seguro, que por H o por B al cabo de un tiempo pagarás más o lo mismo que pagabas. Además suele ocurrir que el servicio sea peor, eso ocurre con las telefónicas. Por otra parte parece que los vendedores creen que la capacidad de las arcas de los compradores es infinita y no se cansan de ofrecer productos de pagos de alquiler, como sucede con muchos productos de trabajo se sonido o audio de alguna compañía listilla construida con Adobe. Creo que no hay más que aclarar en este tema.

Llega un momento en el que solo deseas que no te den, por el… perdón, el coñazo. Con que te dejen en paz, con la mierda que tienes, ya vas “sobrao”, porque tu sabes el tamaño que tiene, no asumas una de tamaño más grande o más pequeña a la larga olerá igual de mal o peor. Se puede ampliar a todas las facetas de la vida, también aseguradoras de todo tipo, compras online; no veas que moderno; y un sin fin de asuntos más. Entre ellos la mierda populista con que algunos intentan engañarte, para conseguir mejores poltronas y sueldos, a cambio de darte a ti otra mierda pinchada en un palo, como es una sociedad comunista. En ésta ni siquiera te machacaran con ofertas de coñazo de mercado libre (por lo menos), puesto que tendrás que joderte con la de suministros, ropa, teléfono, comida, etc, que exista, sin posibilidad de protestar o escribir esta misma pataleta.

A estas alturas es seguro que alguno pueda estar escaldado, y es libre para estarlo estamos en un Estado de Derecho, pero en otro tipo de sociedad el que se escaldo no tolera escaldarse solo, así que te da una somanta palos no te libra ni el pupas de ir a la cárcel por unos añitos si insistes y eres un PELIGRO para esa sociedad ideal. Esta ya no te sugiere, estimula o informa amablemente, en esa lo que hay es único y lo tomas o lo tomas por sus santos cojones. Por todo lo referido anteriormente amigos, creo muy conveniente que sus compañías dejen de dar la lata mañana si y tarde también, por teléfono, mar o aire y asuman un comportamiento adecuado en una sociedad libre como es DÉJENME EN PAZ DE UNA PAJOLERA VEZ.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de la novela “El Bosque de Euxido” publicado en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

2 comentarios sobre “Aviso a Mercadonautas y vendedores abusivos: Déjenme en paz de una puñetera vez

  • el 11 noviembre 2017 a las 11:31
    Permalink

    Hace dos días recibí la llamada de un individuo con el número 683589442 que decía ser de una empresa de telefonía, concretamente Vodafone. Empezó pidiéndome el domicilio porque me iba a visitar para hacerme una oferta interesantísima. Le dije que no me interesaban ofertas de telefonía ni de electricidad. Resultado: Empezó a insultarme.
    He investigado el número y hace varios meses que aparecen numerosas quejas sobre el mismo y por lo mismo. Y Vodafone sigue sin intervenir ya que es la afectada. No se si será verdad que es de esa compañía, pero su inacción la deja con el c… al aire.

    Y es que ya, al igual que el autor, somos muchos los que estamos más que hartos de las llamaditas a horas intempestivas o normales, pero que tocan las narices, por no decir otra cosa, al personal.

    Como he puesto unos datos que quizás sea incorrecto ponerlos, pues con que censuren esa parte sin mi permiso, creo que podría ser suficiente.

    Respuesta
    • RODOLFO AREVALO
      el 13 noviembre 2017 a las 10:33
      Permalink

      Efectivamente Gerardo, lo que digo como ves es cierto, pero incluso puede llegar a ser peligroso. ¿Quién sabe si tu interlocutor quería venderte su producto o ir a tu casa a robar?. Gracias por tu comentario.

      Respuesta

Deja un comentario