El Bazar del mercachifle con las estampas de Linda Galmor: La Rahola, la UGT y las cruces amarillas de Cadaqués

Cadaqués
En Cadaqués los tractorianos ni respeto tienen por el signo de la cruz siquiera

 

 

 

Además de un pésimo gusto hortera,

ni respeto tienen por el signo de la cruz siquiera.

No se extrañen, pues, que en este bazar del mercachifle,

me limpie el culo CON SU BANDERA!

Mientras tanto en un Barrio Catalufo....Ilustración de Linda Galmor
Mientras tanto en un Barrio Catalufo….Ilustración de Linda Galmor

Leyendo a la Rahola (suele ser muy divertida,

bien que muy en contra de su voluntad),

tienes siempre la impresión de que si toda la humanidad

fuese tan buena, sensible, empática… COMPROMETIDA,

inteligente, razonable, PROFUNDA y LEÍDA

como ella, en el mundo no cabría más que FELICIDAD.

Van de hada madrina pero sólo se conceden deseos a sí mismos. Ilustración de Linda Galmor
Van de hada madrina con disfraz del bazar del mercachifle, pero sólo se conceden deseos a sí mismos. Ilustración de Linda Galmor

 

 

Y si los sindicatos querían ampliar sus amistades

no podían haber elegido mejor camino

que comenzar a bailarle el agua al separatismo,

apoyando a sus ‘presos políticos’ por las calles:

Si tanto BOGAVANTE cabrea a los ciudadanos,

no digamos ya verles con la ‘estelada’ en las manos.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
guirong fu

guirong fu

Tengo 60 tacos; es decir, una linda juventud... prolongada. Catalán y ESPAÑOL de Barcelona, en donde ahora vivo feliz, pues, TENIENDO SALUD, no me falta de nada. Guirong Fu, en Twitter, decidí hacerme llamar; y todos saben que es Nietzsche quien puse en mi avatar. No hay en mí afán de ocultamiento, pero va con mi talante el anonimato. De otra suerte, aunque les pusiera mi retrato, no habrían de reconocerme ustedes un pimiento. Den todos por bien seguro, sin embargo, que, siempre que se trate de defender MI DIGNIDAD y EL HONOR de quienes me honran con su amistad, no habré de ocultar de mí ni un solo dato. ¿Mis intereses? Los mismos que siempre tuve: El humanismo, la buena literatura y el ámbito entero de la psicología. Y aunque en la política no siempre demasiado me entretuve, los años me han llevado a querer tomarle la medida: Me duele su arbitrariedad, su falta de sentido común, sus dislates. Su ambición soez, su arrogancia, su desvergüenza, su hipocresía. Me indigna que me deslumbre con sus lindos 'escaparates' y que cuando entramos a 'comprar' no nos dé más que porquería.

Deja un comentario