Don Vito Corleone, Bonasera y las deudas de honor. El Padrino como espejo de la actual lucha por el poder en España

El Padrino
El Padrino

“Reviso El Padrino que Francis Ford Coppola dirigió en 1972, una de las pocas películas  en la que críticos y aficionados están de acuerdo al considerarla como entre las mejores de la historia del cine”

 

Reviso El Padrino que Francis Ford Coppola dirigió en 1972, una de las pocas películas  en la que críticos y aficionados están de acuerdo al considerarla como entre las mejores de la historia del cine. Y me vuelvo a sorprender por sus diálogos y magistrales montajes en paralelo, su guión y grandeza narrativa.

En su primera gran secuencia, en la boda de su hija Connie, don Vito atiende las peticiones que le hacen sus invitados.

Aquí aparece el Señor Bonasera, que le pide venganza porque su hija ha sido atacada y desfigurada por su novio y un amigo de este. Amerigo Bonasera, dueño de una funeraria, le ofrece dinero a don Vito por sus servicios pero este le deja claro que el dinero no es nada en comparación con el respeto, la amistad, la lealtad y en definitiva las deudas de honor.

Y solo cuando el funerario le pide su amistad, le besa la mano y le llama Padrino, don Vito le asegura que su hija será vengada, y que a partir de aquí, Bonasera  estará en deuda con él y que algún día, “y puede que ese día nunca llegue” podrá solicitarle un favor a cambio de éste, a lo que el funerario no podrá negarse en razón de su amistad y como pago del mismo.

Magistral lección de los pilares de la Mafia que fundamentan el poder de los Corleone y que esta mañana me reflejan en el espejo perfecto de las metáforas,  muchos comportamientos que son noticia en la actualidad política española, en la que algunos de sus principales protagonistas se están comportando como el insignificante Bonasera, dispuesto de por vida, a pagar su deuda de honor pendiente.

En otra secuencia de la primera entrega de El Padrino, el espectador se sumerge en la reunión de los cinco principales mafiosos de Norteamérica propiciada por don Vito para llegar a un acuerdo de paz. Aquí descubrimos , que  tan sólo Corleone tiene en “nómina”  a los jueces y policías y los otros mafiosos le piden que debe compartirlos, porque sin esa necesaria connivencia no van a estar tranquilos en el lucrativo negocio de la droga que, por cierto, se comprometen a emprender con “honor”.

Su  particular honor. Como el de esos periodistas que apelan a la libertad de información y están firmando su colaboración con los sindicatos de clase que han decidido cerrar Tele Madrid. Esos otros que callan las actitudes del PSOE en Andalucía y vociferan contra el PP en la Comunidad de Madrid. O, en definitiva, esos otros de tan dulce bonhomía de izquierdas que pactan sentimentalmente con “El País”, cuando desde este grupo editorial se acusa a otros medios de “Prensa cavernícola” por recoger los informes de la policía de los porrazos, en contra de la política separatista de los catalanes golpistas.

Bonasera tuvo mejor suerte que muchos de nuestros coetáneos porque el Don le pidió, para saldar su deuda, el maquillaje mortuorio de su hijo deformado por los balazos. Don Vito le cobró con el cumplimiento de su oficio. Nada más. Y en, en cambio, aquí y ahora, veo en ese espejo de la actual situación política española, que a otros muchos deudores, sus amos les están pidiendo que abjuren del oficio. Y lo peor es que lo están haciendo.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Deja un comentario