El líder del PP catalán Alejandro Fernández antepone la Constitución al oportunismo de los votos. Por Eugenio Narbaiza

Alejandro Fernández
Alejandro Fernández

“Desde hace apenas diez días, el PP de Cataluña tiene un nuevo líder en la persona de Alejandro Fernández”

Desde hace apenas diez días, el PP de Cataluña tiene un nuevo líder en la persona de Alejandro Fernández, político tarraconense querido y respetado tanto fuera como dentro de su partido, especialmente por su claridad de ideas, frescura de sus planteamientos y contundencia en sus afirmaciones. Esta nueva etapa del líder de los populares catalanes, no ha empezado sin dificultades para el que algunos llaman el “Goyo Ordoñez catalán”, por la capacidad y fuerza que desprende, ya que unos independentistas, atentaron contra su vehículo en el garaje de su domicilio, lo que le ha supuesto su bautismo de fuego, pero como él dice, “no era esperado, pero si previsible”. Hoy en LA PASEATA, conversamos con el nuevo presidente de los populares catalanes, para conocer su proyecto y la situación catalana, desde su punto de vista.

– Señor Fernández, lleva apenas diez días como presidente de los populares catalanes y los independentistas le han dejado su tarjeta de visita y le han hecho su “bautismo de fuego”. Vaya manera de estrenarse, ¿no?

No puedo decir que fuera previsible, pero acciones de este tipo si las esperaba, aunque uno, de manera ingenua, piensa que la barrera del domicilio y de la vida privada, no sería traspasada, pero la inmoralidad y la indecencia de algunos, no conoce límites.

¿Qué diagnóstico hace de Cataluña en este momento, unido al factor de que el presidente del gobierno Pedro Sánchez tiene como socios a los independentistas?

La situación es compleja, porque del mismo modo que la vía unilateral que ensayaron el año pasado ha fracasado, lo que si es cierto es que los elementos políticos e ideológicos del movimiento, es posible que sean más sólidos respecto a su legitimación lo que es muy preocupante, porque la gran diferencia con el PP en el gobierno, es que hubo una oposición legal, ideológica y gubernamental al proceso separatista, lo que ahora no sucede.

– El PP actuó buscando el consenso de otras fuerzas, porque no tenía una mayoría suficiente, además de aplicar un artículo como el 155 con el aval de las 3/5 partes del Congreso, teniendo en cuenta que nunca se había aplicado. En esta situación de alarma, ¿era preciso el consenso?

En términos políticos, el consenso era imprescindible. A pesar de tener mayoría en el Senado no se puede lanzar la intervención de una autonomía desde la recuperación de la democracia, con un instrumento inédito como era el 155, lanzándolo en solitario. No porque al no tener mayoría en el congreso, exige una legitimidad mayor, a pesar de que tanto Cs como el PSOE, nos exigieron unas cosas que diluyeron el artículo 155.

– Siguiendo con el diagnóstico. ¿Ahora con el apoyo al gobierno de los independentistas, en qué situación estamos?

Ahora tenemos un gobierno que legitima política e ideológicamente al movimiento separatista, nos encontramos que han sustituido sus tipos de acción, puesto que lo que antes era la búsqueda de grandes manifestaciones masivas, que dañaran las estructuras del estado, ahora las han sustituido por una batasunización de la acción radical, siendo menos, pero más radicalizados y más violentos, que está empezando con cosas como las que recuerdan al P. Vasco.

“Más allá de que haya fracasado el golpe, tal y como estaba diseñado en primera instancia, podemos ir a escenarios de batasunización y quien niegue eso, se está engañando”

– ¿Esta batasunización no se suponía, teniendo en cuenta el protagonismo que líderes como Arnaldo Otegui tuvieron al principio del proceso e incluso con la presencia de jóvenes radicales vascos en Cataluña, haciendo campamentos?

Si eso es cierto. No será porque en el año 2003 Jaime Mayor Oreja predijo que la vanguardia del movimiento, pasaría a través del pacto de Perpiñán del P. Vasco a Cataluña. Cuando dijo esto, se le acusó de pájaro de mal agüero, catastrofista, pero lo cierto es que esa previsión, se ha cumplido al 90%. Nos estamos encontrando con que el movimiento, está empezando a comportarse como lo hacían los radicales en el P. Vasco. El problema es que, en política, cuando la verdad te molesta el día a día, hay una tendencia a ocultarla o disimularla para evitar su relevancia, cuando lo que hay que hacer es confrontarla, porque más allá de que haya fracasado el golpe, tal y como estaba diseñado en primera instancia, podemos ir a escenarios de batasunización y quien niegue eso, se está engañando.

Alejandro Fernández: "Ahora tenemos un gobierno que legitima política e ideológicamente al movimiento separatista"
Alejandro Fernández: “Ahora tenemos un gobierno que legitima política e ideológicamente al movimiento separatista”

“Felipe González y Alfonso Guerra, acertaron en la visión de dotar de un discurso nacional al PSOE, que superaba la tentación de juntarse con separatistas y radicales de izquierda”

– Entrando en esas predicciones de Mayor Oreja, hablaba de la posibilidad de que el socialismo estuviera dispuesto a pactar con los independentistas para conformar bloques de izquierdas y derechas, haciendo incluso un cordón sanitario al constitucionalismo.

Estoy de acuerdo con esto que decía Mayor Oreja, porque la tentación del frente popular 3.0, siempre está presente en el partido socialista. Con la recuperación de la democracia, Felipe González y Alfonso Guerra, acertaron en la visión de dotar de un discurso nacional al PSOE, que superaba la tentación de juntarse con separatistas y radicales de izquierda, como única vía de llegar al gobierno. En cambio, Zapatero, que era incapaz de construir esa mayoría por sí mismo, volvió a la vieja historia del PSOE de romper el acuerdo de la transición para llegar a pactos secretos con el separatismo y la izquierda radical. Pedro Sánchez, en vez de copiar a Felipe González, está copiando a Zapatero.

– El inicio del “proces” hay quien dice que se hizo para tapar los casos de corrupción del Pujolismo y de querer una financiación a la vasca. ¿El problema del nacionalismo se cura con el dinero o la falta de dinero?

No. Creo que, en este caso, el dinero ha sido un señuelo. Si tenemos en cuenta que en el 2009 se pactó un nuevo modelo de financiación autonómica, presentado por el tripartito, a los 3 meses estaban diciendo que “España nos roba”, aunque ellos en su presentación le daban una vigencia de 25 años. Aquí hay una cuestión identitaria, con un pensamiento supremacista y al final intentaron aprovechar la crisis, para atacar a un enemigo externo, Madrid, así como a un enemigo interno, los constitucionalistas, lo que provoca un movimiento populista, que no se resuelve con dinero. Solo se soluciona con firmeza democrática, porque es un tipo de pensamiento, que está presente en lo peor de la historia de Europa. El ejemplo de que no es de dinero, es el P. Vasco.

"Voy a hacer una oposición sin matices, usando la fortaleza democrática contra el proceso separatista"
“Voy a hacer una oposición sin matices, usando la fortaleza democrática contra el proceso separatista”

“Con 84 diputados, Sánchez debe entender que carece de legitimidad para las grandes reformas, porque no tiene mayoría parlamentaria para llevarlas a cabo”

– El gobierno de Sánchez habla de un nuevo estatuto para intentar contentar al nacionalismo y que siga apoyándole. ¿Eso es una solución?

Esa posibilidad será utilizada por el nacionalismo, para victimizarse más, porque la propuesta de Sánchez es imposible, teniendo en cuenta el número de diputados que tiene y, es más, con 84 diputados, debe entender que carece de legitimidad para las grandes reformas, porque no tiene mayoría parlamentaria para llevarlas a cabo. Es una barbaridad más de un personaje nefasto y frívolo como es Pedro Sánchez.

– Derivado del 155 se produjeron unas elecciones que ganó un partido constitucionalista como Cs, pero desde entonces, no ha llevado a cabo una acción política de liderazgo de la sociedad, lo que ha provocado una desafección y depresión del constitucionalismo catalán. ¿qué les ofrece Vd a ese sector de los catalanes?

Aparte de ofrecerles mi respeto por la decisión que tomaron de votar a Cs, porque Cs tuvo su mérito como movimiento de protesta, haciéndolo bien. Hay que hacer más cosas, porque no basta con protestar, sino que hay que hacer que las cosas pasen y eso, no lo sabe gestionar Cs, porque hay que liderar una mayoría alternativa con instrumentos políticos en el parlamento. Yo les diría a los catalanes constitucionalistas que, sin un PP fuerte, todo ese cambio, no se puede hacer, porque, aunque hemos cometido errores y los hemos pagado en las urnas, somos especialistas en gobernar y hemos aprendido de nuestros errores, razón por la que les invitamos a que nos devuelvan su confianza. Esa oportunidad, no la vamos a desaprovechar para generar el cambio.

– Vd parte de cero en cuanto a la situación del PP en Cataluña, a pesar de haber sido fuerte en un pasado. ¿Como va a recuperar la fortaleza que tuvo?

Les ofrezco un partido fuerte, aunque electoralmente estemos mal, porque tenemos cuadros y la oferta será la adecuada para que los constitucionalistas se sientan bien representados.

– Vd pide perdón al constitucionalismo catalán por los errores de su partido, pero ¿el factor de haber pactado con el nacionalismo en Madrid, puede ser el factor decisivo de esa pérdida de confianza?

Es evidente que sí, pero yo no se lo reprocho a nadie por una sencilla razón, porque ese tipo de pactos, formaban parte de las características de esos pactos del 78, funcionando casi 40 años que los dos grandes partidos pactaran con los nacionalismos periféricos, pero eso se ha acabado, abriendo otra etapa, en la que no cabe el pacto con el nacionalismo, sino entre constitucionalistas.

– ¿Su política que ejes va a tener como líder en Cataluña?

Mi primer hecho, va a ser hacer una oposición sin matices, usando la fortaleza democrática contra el proceso separatista, siendo irrenunciable, más allí de sus efectos electorales, porque esos son nuestros principios y los vamos a defender. Posteriormente, para diferenciarnos de otras fuerzas políticas, preparar una agenda liberal conservadora de centro derecha, que nos diferencie del resto de los constitucionalistas.

"En la actualidad no cabe el pacto con el nacionalismo, sino entre onstitucionalistas"
“En la actualidad no cabe el pacto con el nacionalismo, sino entre onstitucionalistas”

 “¡Ya es hora que se oiga esto desde Cataluña!, porque con Alejandro Fernández, este si es otro PP. El que nunca debió de dejar de ser”

Siendo vasco como soy, constitucionalista y de centro derecha, haber entrevistado a Alejandro Fernández, resulta esperanzador y sobre todo ilusionante, porque entiendo sus problemas, sus inquietudes, pero, sobre todo, porque su capacidad de sacrificio hacia la tierra en la que nació, defendiendo a esta España nuestra constitucionalista. Una nación que quiere una convivencia pacífica para todos, en libertad y democracia. Siendo honesto, ¡ya es hora que se oiga esto desde Cataluña!, porque con Alejandro Fernández, este si es otro PP. El que nunca debió de dejar de ser.

Share on Facebook169Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Eugenio Narbaiza

Eugenio Narbaiza

Soy Azcoitiano de nacimiento pero laredano, pejinuco y retrechero de corazón. Llevo en el alma ese espíritu marinero de quienes liberaron a Sevilla de sus cadenas, recibieron al Emperador Carlos V en su camino a Yuste y de quienes hicieron de Laredo, la Niza española. Amo la Libertad, al individuo y la verdad porque nos hace libres y mis armas son la pluma, la palabra y mis principios para defender a mi amada España.

Deja un comentario