De la mano de los caraduras del PSOE caminamos hacia el odio ancestral. Por Rodolfo Arévalo

España de charanga y pandereta, de cerrado y sacristía, de pesados rencorosos y chuletas mentirosos y odiadores
España de charanga y pandereta, de cerrado y sacristía, de pesados rencorosos y chuletas mentirosos y odio ancestral

«Lo voy a decir clarinete en si bemol y no se me van a caer los anillos. No pienso dejar títere con cabeza, porque ninguno lo merece»

Lo voy a decir clarinete en si bemol y no se me van a caer los anillos. No pienso dejar títere con cabeza, porque ninguno lo merece. Estoy de esta España de charanga y pandereta, de cerrado y sacristía, de pesados rencorosos y chuletas mentirosos y odiadores envidiosos de profesión natos hasta el …. de la Bernarda y hasta mis atributos, que ahora no sé como definir, por no herir sensibilidades ñoñas, de féminas acomplejadas o comunistas aleccionadas y engañadas que necesitan cuota hasta para presentarse a las elecciones.

En la próxima convocatoria electoral veo, y no soy Nostradamus, un nuevo gran batacazo de la derecha y centro derecha, frente a una catastrófica, como siempre, izquierda. Y es que o nos ponemos todos los que creemos en la libertad de prensa, de comercio, individual y colectiva, vamos en la libertad con mayúsculas juntos al reto, o lo primero que se irá a tomar por donde sabéis son las Comunidades Autónomas, seguidas de Diputaciones y Ayuntamientos. Ya lo sabéis, lo saben hasta los votantes de izquierda y por supuesto sus paniaguados que son legión cuando ganan.

También por culpa de la cerrilidad seguirá Europa perdiendo el rumbo, con nuevos devastadores políticos meapilas defensores de la inmigración indefendible, esa que nos pasará a cuchillo y acabará con la cultura occidental. No sé si esta gente obra así motu proprio o lo hacen bajo la dirección perversa de quienes tienen interés en devastar nuestro continente a mayor gloria de sus negocios, tanto políticos, como comerciales, esos que mercadean a costa de los nuevos siervos de la gleba que estamos encadenados por las televisiones y móviles.

Cuando las radios libres y diarios que quedan levantando la antorcha de la libertad desaparezcan o sean eliminados o silenciados no os lamentéis tonto babas, lo habréis querido vosotros, lo único importante, la libertad habrá muerto. Aquí nada, viviremos otros cuatro años de despropósitos como zombis adocenados siguiendo a los seis millones de parados que se vislumbran con el gobierno Nacional y con la posible nueva banca rota. Nos harán conseguir un país de pobres de nuevo, pero ahora realmente de descamisados, como dicen los ahora cursis socialistas.

«Viviremos un mundo, o por lo menos en España, en el que se reavivará el odio ancestral  y lo mereceremos por cabestros»

Viviremos un mundo, o por lo menos en España, en el que se reavivarán los odios ancestrales y lo mereceremos por cabestros. Cabestros de cuernos muy grandes, enormes, porque somos cornudos dejamos que otros jodan nuestro país y nosotros sin enterarnos siguiendo el opio del pueblo, el fútbol, parecemos gilipollas y bobos de baba. Nos habrán puesto los cuernos los Sánchez y socialistas por el estilo. Pero luego ya no os quejéis. El caos en que Carmena convirtió Madrid, y que ha arruinado a muchos comerciantes y la vida de muchos de los que por obligación deben trasladarse a Madrid, seguirá, nadie le va a parar los pies. Por cierto gracias Carmona y PSOE. Os lo mereceréis en Madrid, por gilibobos.

Para ganar a la izquierda hay que unir, no separar, llegar a acuerdos de mínimos comunes. No será nada extraño teniendo en cuenta que todos los partidos de derechas desean lo mismo, que se cumpla la Constitución y se respete el Estado de Derecho. Matizaciones aparte, de la estructura del Estado, que se puede negociar a posteriori. Lamentablemente la cerrilidad nacional es endémica y por mucho que algunos intenten que la gente se entere de cómo le toman el pelo cuatro chuletas elatos, que quieren gobernar, porque ¡sí coño!, porque son muy guapos, no consiguen quitarles el pábilo.

«Detrás de estos caraduras del nuevo PSOE, y de los restos del naufragio de PODEMOS, está la España que más de doce millones de Españoles quiere»

Detrás de estos caraduras del nuevo PSOE, y de los restos del naufragio de PODEMOS, está la España que más de doce millones de Españoles quiere. Esa que deja atrás el pasado de principio del siglo XX y quiere enfrentarse a los retos del siglo XXI. Pero parece que en estas elecciones regionales, comunales y Europeas nadie quiere verlo o no van a tener las suficientes luces para verlo. Las medidas de todo tipo que puedan tomarse con estos principios tan caducos de izquierdas y derechas son del todo inoperantes y llevan al desastre. Desde luego si los partidos de centro derecha y derecha se unieran, podría ser menos caótico el final que se nos avecina. De no hacerlo así, os podéis dar por sentenciados VOX, PP y C´s.

Recordad que las chulerías están muy bien en el bar de copas, donde incluso algún imbécil puede sacar un arma, pero en la política no se puede hacer el chuleta, porque los apuñalados no sois vosotros los políticos, somos nosotros, el PUEBLO. Y podéis tener una cosa clara, el pueblo Español es paciente incluso lanar, pero cuando empieza a notar que le tocan ya los cojones y la Constitución, que es garantía de la democracia, estalla y con fuerza. La menor arma que enarbola es el insulto. Avisados estáis todos y también partidos de centro derecha. Un poco de seriedad en las cosas que afectan a vuestros jefes, los habitantes de España, porque es posible que acaben reventando. La historia me refrenda.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario