La Convención de Ginebra y los enemigos de España. Por Félix Fernández de Castro

“Más Progresista un parlamento, mejor representado el Hampa” (Joao Camoens do Amonal, poeta conocedor de los bajos fondos)

“Quien mejor conoce las leyes que le atañen es el reincidente que las infringe” (cualquier buen abogado de oficio sabe esto)  

OK diario, 23 de Mayo, 2019. “La  vicepresidenta podemita del Congreso retira la bandera de España de su despacho”; Gloria Elizo, se llama la Podemita Sin Bandera, ha sido secundada en el “sinbanderismo” por el “Colauista” Gerardo Pisarello, secretario primero de este mismo Congreso Español(?). Como toda Institución Oficial que se precie, el Congreso no se priva de cargos…seguro que habrán secretarios segundos y terceros por ahí: el edificio es grande, y los despachos numerosos.

 

 

Convención de Ginebra
Convención de Ginebra

«La Convención de Ginebra, o los Convenios de Ginebra, atañen sobre todo a los derechos del soldado capturado, y los estados firmantes del documento se comprometen a no matar»

Insólito el que unos ágrafos antimilitares, que ni se molestan en ocultar su fobia al Ejército, se hayan leído este compendio internacional de Derechos del Soldado; una teoría prudente sería atribuir al azar y la casualidad el haberse acogido sin querer a la Convención de Ginebra. 

La Convención de Ginebra, o los Convenios de Ginebra, atañen sobre todo a los derechos del soldado capturado, y los estados firmantes del documento se comprometen a no matar, torturar, ni maltratar a estos prisioneros de guerra, así como en lo posible alimentarlos, y curar a los enfermos y heridos.

Y para ello, y NO cito literalmente: 

-El militar capturado sólo tendrá la obligación de facilitar su nombre y rango al ejército que lo haya hecho prisionero.

-En el momento de su captura debe usar su uniforme o insignias que lo identifiquen como militar de su bando, así como llevar las armas a la vista. 

-Caso de portar banderas o estandartes, estos deben pertenecer a su propio bando; esto atañe especialmente a las naves o aeronaves de guerra que tripulen.

-No pueden acogerse a su derecho al trato como Militares Prisioneros de Guerra quienes incumplan estos requisitos, ni sobre todo quienes vistan el uniforme o porten banderas o estandartes del bando contrario.

 

 

Los enemigos de España
Los enemigos de España

«Los enemigos de España pueden adentrarse en territorio enemigo, en este caso las Cortes Españolas, pero sin intentar camuflarse bajo la Bandera de España en sus despachos»

Según una interpretación, no demasiado amplia, de la Convención de Ginebra, los enemigos de España pueden acogerse a los beneficios de dichos convenios internacionales SI NO portan insignias ni banderas españolas. Pueden adentrarse en “territorio enemigo”, en este caso las Cortes Españolas, pero sin intentar camuflarse bajo la Bandera de España en sus despachos.   

Felix Fernandez de Castro

Felix Fernandez de Castro

Nacido en Manila el año de las dos primeras Bombas Atómicas, hijo de padres españoles, en 1963 bachillerato con dos reválidas en colegio de jesuítas, y de joven, durante breve tiempo piloto de Franco en la 15 Promoción de Complemento, llamada "El Parvulario" por los guasones de 21 años, la mayoría de edad en aquellos tiempos de Orden; (ex)empleado de banca, ya felizmente jubilado, actualmente blogger por libre y ahora mismo colaborador en la Paseata. Y hola, por cierto.

Deja un comentario