Ojo políticos mamones, que estamos hartos de los huesos que nos lanzáis tras el banquete de la fiesta de la democracia. Por Rodolfo Arévalo

Los políticos mamones de la falsa republiketa. Por Tano
Los políticos mamones de la falsa republiketa. Por Tano

“Espero que no dure demasiado tiempo el bochornoso espectáculo de los partidos y políticos mamones supuestamente de centro derecha que unidos suman un montón de votos”

Espero que no dure demasiado tiempo el bochornoso espectáculo de los partidos y políticos mamones, supuestamente de centro derecha, que unidos suman un montón de votos, incluso más de los que tiene el PSOE. También me gustaría no ver mendigar un puesto de ministro, que no se ha ganado para nada Pablo Iglesias, ya está bien de seguir haciendo el ridículo. Que no Pablo, que no quieren tus servicios ni el PSOE ni el pueblo Español, tu de ministro ni de broma. La ultra izquierda se ha camuflado también en partidos para incautos como Equo y demás. Afortunadamente solo son grupúsculos de gente no integrada por diversas circunstancias, la mayor parte psicológicas.

Los no adaptados a esta sociedad no solo están en algunos partidos políticos, que también, si no así mismo estamos por todas partes y cada día que pasa nos estamos haciendo más desafectos a cualquier opción de gobierno porque efectivamente nos tienen mareados, “descangallados” (homenaje a mi suegro esta palabra), desilusionados y cualquier otro adjetivo que se quiera poner menos los de afecto. Al parecer “el pueblo” tan manido y cacareado por las izquierdas e ignorado por todos, derechas, centros, e izquierdas ha decidido que la opción bipartidista que es la que suele funcionar bastante bien con la alternancia en el poder no sirve para nada, por lo que se han puesto a votar al buen tuntum los nombres de partidillos que les entran por un oído y que jamás les llegan a salir por ningún lado, ni siquiera por los ojos o los ojetes.

“Pensar que era malo lo que teníamos, el bipartidismo, era hacer como el avestruz, meter la cabeza debajo de la tierra, y creer que no se nos veían las vergüenzas”

Pensar que era malo lo que teníamos, el bipartidismo, era hacer como el avestruz, meter la cabeza debajo de la tierra, y creer que no se nos veían las vergüenzas. Pero para mal o para bien nuestras partes pudendas tanto las físicas como las intelectuales están ahí. Somos monos y no siempre evolucionados, si no degenerados en muchas ocasiones. Hemos perdido la animalidad en pro de ¿cosas buenas?, algunas, muy pocas, pero más bien en pro de cosas malas a mansalva.

Como en todo hay gente que está encantada con estas situaciones, los que no están integrados ni quieren estarlo, porque su fin no es otro que destruir las bases actuales de las sociedades humanas que descansan en las democracias y las Constituciones libres, como todo el mundo inteligente sabe, en definitiva la que está construida sobre las unidades familiares. Rompamos la familia dijeron así dividiremos y venceremos. La forma de hacerlo es hacer que se reconozcan otras relaciones que no tienen nada que ver con el término familia y sí más bien con el de horda.

“Los postulados de los políticos mamones son estrechos, de pocas miras y se ciñen a sus territorios de caza de votantes”

Los humanos desde sus más primitivos orígenes han vivido en grupos tribales de unos veinte o treinta individuos. De ahí se han derivado las bandas juveniles que, más ahora, carentes de un referente familiar, se han introducido en las sociedades, asumen el bien común como propiedad, se atribuyen zonas urbanas como una serie de territorios propios frente a sus iguales. De todo esto y repasando a los etólogos deberían los políticos estudiar estos temas y reconducirlos de manera integradora en las sociedades actuales. Pero deberán primeramente reconocer que la base de la sociedad es la familia tradicional y que sin ella la civilización no es más que una enorme horda de individuos que hacen y deshacen alianzas a derechas e izquierdas, a favor de o en contra de, solo para obtener ventajas oportunistas aquí y allá, pero que a la hora de la verdad, cuando hay que gobernar o solucionar los problemas comunes a todos o a las civilizaciones no valen para nada. Los postulados de los políticos mamones son estrechos, de pocas miras y se ciñen a sus territorios de caza de votantes, a dar un poquito, no mucho de alegría a sus clanes.

Hasta aquí nada que sea extraño a la forma de ser del ser humano, pero ojo, porque algunos están o estamos empezando a estar hartos de que nos traten de meros comparsas de sus fiestas de jefatura, de que nos den los huesos, como a los perros después de lo que llaman la fiesta de la democracia y tras el gran banquete de felicitaciones y adulaciones. Quédense también con los huesos o vayan con ellos a otros perros más desfavorecidos que los hay, sobre todo en una parte del continente americano como es el sur. Lugares en los que los desinformados y ellos sí paupérrimos habitantes autóctonos no tienen los recursos culturales e intelectuales para defenderse. La mayoría viven en una sociedad miserable por culpa de unos cuantos ricos muy ricos. Eso sí, nada que ver con los países considerados occidentales.

“Cada uno de los políticos mamones después de las elecciones hace de su capa un sayo y los bobos votantes se quedan eso, embobados por sus artes burlescas y pactistas”

Aquí todo el poder lo concentran los políticos diversos y da igual del partido del que se trate, apoyándose en los poderes financieros, porque cada uno después de las elecciones hace de su capa un sayo y los bobos votantes se quedan eso, embobados por sus artes burlescas y pactistas. Tienen ustedes mucho morro, acuérdense de quienes les hemos votado no vaya a ser que a más de unos cuantos millones les acabe pasando como a mí, que no solo ya no les creo nada a ninguno, si no que dejaré de votar. Con la cantidad de posibilidades que tiene hoy en día el saber tecnológico humano parece mentira que a la hora de elegir jefaturas cojamos siempre a los más brutos y menos inteligentes para liderar la horda que somos.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario