No es un jinete saltando un seto en el “Grand National”, farsantes: Es el Apóstol Santiago. Por José Crespo

En la Catedral de Santiago convierten a Santiago Apostol en jardinero
En la Catedral de Santiago tapan a los moros derrotados y convierten a Santiago Apóstol en jardinero

“Resulta bochornoso que la propia catedral oculte al Apóstol Santiago y ponga un inmenso florero para tapar su victoria  sobre el islam que azotó la península ibérica”

¡Qué vergüenza!… ¡Qué cobardes!… Si el Apóstol Santiago se levantara…no se qué pasaría ni qué pensaría. Resulta bochornoso que la propia catedral lo oculte y ponga un inmenso florero para tapar la victoria del apóstol sobre el islam que azotó la península ibérica. Islam, azote de mujeres, homosexuales e “infieles”, ante el que se doblegan socialistas y comunistas mientras atacan a la Iglesia Católica.

No podemos olvidar, y no esa casual, que la celebración de la festividad de Santiago Apóstol, es por motivo de ser Santo patrono de España. Resulta curioso que un patronazgo así no se celebre por todo lo alto, es más en muchas regiones españolas es un día lectivo. El Apóstol Santiago fue y es nues­tro pa­dre en la Fe. Santiago sem­bró la la semilla de la Fe en Es­pa­ña y cum­plió con el en­car­go del Se­ñor de ser su tes­ti­go has­ta la muer­te por de­fen­der esa Fe.

Ce­le­brar en conciencia y con conciencia la fes­ti­vi­dad de San­tia­go Após­tol, nos lle­va a re­co­dar la Es­pa­ña de la Fe, la Es­pa­ña abier­ta al men­sa­je de Je­sucristo, que por la pa­la­bra y el testimo­nio del após­tol San­tia­go, se con­vir­tió en un mo­de­lo de na­ción cris­tia­na, algo de lo que hoy se reniega y que más que nunca debemos tener presente.

Ce­le­brar esta fes­ti­vi­dad hoy de­nun­cia inevi­ta­ble­men­te la triste reali­dad res­pec­to al estado de la Fe de la Es­pa­ña actual en la que nos ha tocado vivir.

No se trata de mojigatería ni de patrioterismo sino de recordar que lo que somos se lo debemos al importante lugar que ocupó la Fe y los Evangelios en España en la que las familias se inspiraron para transmitir esa herencia que son los Valores cristianos más allá de simbología religiosa y que impregna nuestra cultura y nuestra Historia y que han construido lo que somos y nuestro carácter.

Ese carácter que llevó a viajar a tantos por todo el mundo y desde todos los ámbitos cumplir en encargo de Jesús: «Id al mun­do en­te­ro y pro­cla­mad el Evan­ge­lio a toda la crea­ción» (Mc 16, 15.).

Que San­tia­go Após­tol nos ayude, nos ilu­mi­ne y nos dé fuerzas en la ta­rea evan­ge­li­za­do­ra y de recuperación de España y que cada uno, a su nivel y en su ámbito, se­pa cumplir con sencillez, valentía y generosidad la par­te que asuma y que le co­rres­pon­da.

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario