No solo PP y VOX debieran de ponerse de acuerdo ante el peligro de la inmigración musulmana. Por Rodolfo Arévalo

El peligro de la inmigración musulmana
El peligro de la inmigración musulmana

“Considerando que Abascal y de Cayetana Álvarez de Toledo defienden lo mismo acerca de la inmigración, resulta curioso que no se pongan de acuerdo”

He visto a través de internet los discursos de Abascal y de Cayetana Álvarez de Toledo en el Parlamento. Considerando que ambas personas defienden lo mismo acerca de la inmigración, resulta curioso que no se pongan de acuerdo. Pienso que esta falta de conexión, solo se debe a una pose absurda para defender su pequeño y reducido corralito de poder entre los votantes.

Una especie de disimulo acerca de la toma de posición real que algunos consideran fascista y que no tiene nada que ver con el fascismo, sino con la lógica. Acciones de regulación legales que habrá que establecer si o sí, guste o no a algunos, y en su propia defensa. Que ellos no quieren ejercer o porque son bobos o porque no quieren ser tildados de fascista y denostados por la desinformada población.

“Hay que tomar medidas de control frente a la inmigración musulmana cuanto antes, se va a hacer no ya necesaria sino imprescindible de cara a un futuro cercano”

Hay que tomar medidas de control frente a la inmigración musulmana cuanto antes, se va a hacer no ya necesaria sino imprescindible de cara a un futuro cercano. Básicamente el problema de la inmigración no es igual para los diversos orígenes de los inmigrantes. No es lo mismo la inmigración procedente de hispanoamérica que la inmigración oriental o la inmigración Islámica o musulmana. En la primera el nivel de choque cultural que pueda haber es mínimo puesto que las personas procedentes del continente americano comparten con nosotros en gran parte la religión, la cultura, las formas de gobierno en democracia y las costumbres, aunque últimamente y bajo la presión de Cuba y Venezuela muchos países del continente americano estén expuestos a la lacra de los populismos comunistas. Algunas de estas personas no son culturalmente iguales pero son perfectamente integrables en un entorno democrático occidental pues ninguno de entre ellos intenta imponer sus normas a las comunidades de acogida.

Lo mismo pasa con los inmigrantes orientales, que no tratan de importar e imponer su religión y costumbres, a lo sumo se enfrentan entre ellos, lo que como máximo puede generar un conflicto pequeño de orden público fácilmente reconducible. Por otra parte y como tema independiente están los delitos que deben ser tratados en un estado democrático de manera igualitaria en las penas impuestas como castigo. Y no como algunas ministra ha dicho comprendiendo las diferencias de cultura de los delincuentes. Le recuerdo a la ministra que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento. Estamos acostumbrados a desmantelar bandas de hispanos que quieren importar la moda desde sus países, pero esto está bastante bien controlado por la policía y más deberá estarlo en el futuro.

“La respuesta es obvia por evidente y la razón aplastante, esos individuos tienen otra cultura completamente diferente a la nuestra y que además impregna toda su vida”

Habrá también que legislar en consecuencia a pesar de lo que digan políticos que se dicen ¿progresistas?. Pero volvamos a la inmigración musulmana. ¿Son malos los musulmanes? La respuesta es no. ¿Entonces porqué esa inmigración ha de ser tratada de manera diferente? La respuesta es obvia por evidente y la razón aplastante, esos individuos tienen otra cultura completamente diferente a la nuestra y que además impregna toda su vida. Esta es la religión, su religión que ocupa todos los ámbitos de su vida y que tienen obligación de imponer a todo el que tengan alrededor. También tienen la obligación de expandir sus teocracias o estados religiosos. Esto está dicho en su libro religioso El Corán.

Ese tipo de tiranías y formas de gobierno fueron eliminados de la vida política en Europa hace ya mucho tiempo y aunque algunos estúpidos esgriman que la Biblia también es un libro violento y que pide la destrucción de sus enemigos, deben de entender que la Biblia ya no es un referente como ley en ningún lugar del mundo salvo en pequeñísimos reductos sin ninguna importancia. Dudo que ningún habitante de esta parte del mundo desee la vuelta a este tipo de estructura u orden social que está descaradamente enfrentado a la democracia y a la sociedad libre en que vivimos.

Por eso tiene razón Abascal cuando es más incisivo con el problema. El peligro no es que haya algún inmigrante que venga a trabajar a Europa, el problema es que desee permanecer en ella con el peligro que entraña si hay muchos otros, porque entonces crearán guetos y zonas de exclusión en las cuales los vetados serán los legales habitantes del territorio Europeo. Frente a este hecho ya comprobable en otros estados Europeos, no se puede admitir la concesión de nacionalidad ni a los inmigrantes, ni a sus hijos, por mucho que hayan nacido aquí, porque eso va en menoscabo de las raíces de Europa, de la cultura occidental y de la libertad democrática.

“Con el tiempo esas grandes bolsas de musulmanes crearán un problema grande y coparán algunos órganos de poder imponiendo su sharia frente a democracia”

Con el tiempo esas grandes bolsas de musulmanes crearán un problema grande y coparán algunos órganos de poder imponiendo su sharia frente a democracia. Cayetana le da una visión más débil al asunto porque no considera que esto pueda llegar a ser un problema importante en el futuro, bastaría con que mirara un poco hacia países como Francia y otros para comprender que el problema para nosotros no es una tontería. Este tipo de marginación que crea la imposible mezcla cultural, no tiene solución, más cuando los inmigrantes tienen diez veces más hijos que nosotros mismos.

Que hace falta mano de obra, tráigase, pero de países más compatibles religiosa y culturalmente con nosotros y no de lugares en los que la cultura, forma de ver la vida y la religión son completamente extrañas he incompatibles con las nuestras. En resumen, no solo los partidos como PP y VOX debieran de ponerse de acuerdo en cuanto a este tema, sino integrar y convencer de que hay un problema real de muy difícil o imposible solución a las puertas de Europa y de España y que la única manera de evitar acabar siendo Eurasia, tal como lo denominaba Oriana Fallaci, pasa por tener una política bastante restrictiva en cuanto a la inmigración de la cultura islámica, la nacionalización de sus hijos y los permisos de nacionalidad en general.

Todo el mundo puede venir legalmente a trabajar y a buscarse la vida en Europa, mientras que sea por un periodo establecido nunca mayor de diez años y que no conceda más derechos que los que se puedan dar a culturas que son completamente diferentes y que chocan con la democracia. Y deben venir a eso, trabajar y no a vegetar con las ayudas al paro, la inserción y las sanitarias y educativas, que han de ganarse como las gana todo hijo de vecino. No se trata de ningún tipo de racismo o xenofobia, tan solo se trata de respeto y defensa de nuestra cultura, y forma de vida, se trata de proteger la democracia y el futuro de nuestros hijos y nietos frente a quienes han quedado anclados en una religión medieval absurda, cruel y sanguinaria. No es una suposición es una afirmación, más tarde o más temprano acabaran cortando el cuello a todo aquel que no se someta al Islam. Al tiempo. De los dos discursos del parlamente me quedo con el de Abascal.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: