¡PEDRO SÁNCHEZ, esta es mi nuca! Por Francisco Gómez Valencia

¡Basta ya!
¡Basta ya!

«Acordar con ellos es plegarse al chantaje, reconocer su victoria, aceptar sus plegarias orientadas al fin que persiguen el cual es la destrucción de nuestro país»

Españoles: ¿Por qué sufrir así de continuo, sin pausa, sin descanso, con rencor, odio, malasangre, despecho, sinrazón, altanería, descaro, bajo embustes, sobreactuando, sin honra, sin honor, burlescamente, orwellianamente, despreciativamente, con la altanería del que se nutre del dolor y la venganza como forma para crecer personalmente, sin mirar ni un solo instante atrás con una mínima compasión por aquellos que no pueden, o no podemos olvidar el horror de haber perdido a alguien arrancándolo de nuestras vidas sin permiso y de mala forma usando las malas artes del ejercicio profesional de la muerte?

Son tantos recuerdos, tanta barbarie, tanto dolor, que el mero planteamiento de una nueva realidad en la que quepa el olvido sin la vergüenza, bloquea toda capacidad humana de compasión por quienes causaron tal desgarramiento irreparable. ¿Cómo que si tuviéramos que volver a realizar una transición actualmente no podríamos? ¿Qué es eso de que quien participa de las instituciones enfermas de corrupción, debiera tener derecho a decidir sobre España por el simple hecho de lucrarse de ellas, con qué derecho, quienes creéis que sois?

Asesinar no da valor y cercenar vidas indiscriminadamente no suma para acaparar derechos una década después, y me es indiferente si piden o no perdón aquellos que cumplen penas, o son trasladados cerca de su tierra para beneficiarse en breve de la política penitenciaria que sus propios gobiernos autonómicos dicten desde el año que viene al obtener definitivamente sus competencias estatutarias ¡Está mal!

Me da lo mismo, hoy es hoy y no procede causar más dolor bajo el principio del ejercicio del poder como fin último para llenar al repartir a partes iguales, las alforjas del reconocimiento a las víctimas de ambos lados, sencillamente porque aquellos que lloran la muerte o desgracia de los verdugos son parte del problema al permitir que en sus tripas, engendraran el mal al amparo de la búsqueda de la verdad con las manos manchadas de sangre.

Acordar con ellos es plegarse al chantaje, reconocer su victoria, aceptar sus plegarias orientadas al fin que persiguen el cual es la destrucción de nuestro país, de nuestra vida en común como una amalgama de pueblos diferentes bajo un prisma común amparado por siglos y siglos de Historia reconocida internacionalmente, menos aquí como se debiera o debiese.

La venganza y la pleitesía al mal he dicho y escrito en muchas ocasiones que es el motivo que mueve los hilos en estos momentos en nuestro país, del mismo modo que en la misma medida he dicho y he escrito que, o son las Asociaciones de Víctimas del Terrorismo las que nos sacan a la calle a movilizarnos, o estamos perdidos como nación.

España y los españoles solo reaccionamos ante el dolor desgarrador de una madre rota ante la muerte de un hijo nacido de sus entrañas y, solo así se iniciará algo tan grande que ni los corruptos partidos políticos lo podrán gestionar pues todos son actores principales del problema y del teatro montado por ellos mismos, incapaces de mantener y compartir al cien por cien una misma realidad, compitiendo por el número de muertos de entre sus filas, para echárselos a la cara los unos a los otros.

Navarra es España y España no supo cuidar de Navarra y, Cataluña es España y España no supo cuidar de Cataluña y, el País Vasco es España y tampoco sabemos cuidar de él, de hecho no sabemos cuidar ni de España en su totalidad, simple y llanamente al avergonzarnos de ella en algunas partes escondiendo nuestra identidad y nuestros signos o emblemas comunes porque, en el fondo miramos para otro lado, no es nuestro problema, es en lo que nos han educado desde 1978 pero, no se preocupen que esto no es nada ya que ni seremos capaces de entendernos con los más pequeños en diez o quince años, de no detener esta felonía.

Los barbaros nos gobiernan y se alimentan de la justificación absoluta, de su neolengua jugando al despiste para que nadie entienda que dos y dos son cuatro y no veintidós y, desgraciadamente surge efecto, claro que sí, porque la mayoría cree que efectivamente son veintidós.

El salto de Navarra a España era cuestión de tiempo y, qué duda cabe que ya no sirve que haya un experimento de partido inseguro que ora se presta ora no, según le ordenen quienes le pagan el alquiler de la sede central en Madrid en la calle Alcalá y sus holgados sueldos desde que salió huyendo de Cataluña.

El mal sabe que el odio y la venganza es más barato, pues siempre será más fácil manipular a quienes movían los nogales que a quienes recogían las nueces, ya que estos siempre han formado parte del poder con unos y con otros y, es tan grande su podredumbre que harían mal es confiar demasiado en ellos ya que su finalidad no es morir matando, sino de vivir viendo morir, es decir, viendo pasar los cadáveres de sus enemigos, rio abajo.

SÁNCHEZ, esta es mi nuca
SÁNCHEZ, esta es mi nuca

El PSOE de Pedro Sánchez carente de honor y personalidad como partido histórico, ha comprendido que ya no hacen falta intermediarios para gestionar el miedo y el terror teniendo a sueldo, a quienes no les importa mancharse las manos ya que de siempre los han envidiado y esa condición y ese falaz concepto del valor del que se le presupone al que da el tiro de gracia en la nuca, los excitaba tanto que incluso quisieron emularlos creando su GAL para ganarse su respeto tratándolos de tú a tú como alimañas.

Es Historia viva, que en las oficinas del PSC aplaudían cuando caían los que no eran nada suyos pero, es que los de ahora se tapan la nariz, y van para adelante y tente tieso porque saben que o eso, o a la cárcel tarde o temprano.

Por eso el hijo del frapero no hace más que plantear la posibilidad de un golpe de Estado macabro a los de VOX, como si estos hubieran venido a esto, y se lo plantea una y otra vez, intuyendo que ni saben a quién tendrían que planteárselo en un hipotético caso, puesto que estos no son más que unos tecnócratas a medio cocer, resentidos del Partido Popular reclamantes de lo suyo, pero aun así, lo intenta en las dos sedes parlamentarias y en TVE para que conste en acta, que ya lo avisó.

Porque no se asusten pero, un falso movimiento de algún torpe de los verdes hijo, sobrino o nieto de algún militar hasta arriba de alzhéimer, por muy falso o rudimentario que fuere, justificaría mover ficha en legítima defensa y mandar actuar a sus socios asesinos otra vez para instaurar lo que busca.

Recapitulando y para ir acabando diré que primero; quienes hoy se escandalizan: ayudaron, negociaron y no inhabilitaron a BILDU cuando tuvieron ocasión. Segundo; quienes no se escandalizan, o bien son nietos del mal, parte contratante de la primera parte, fruto del socialismo recalentado en el franquismo y posteriormente convertido al felipismo del GAL; o de la segunda parte, hijos del zapaterismo y sus pactos de la ETA, fomentando y permitiendo el nacimiento de BILDU, hermanos bastardos del socialismo siniestro sin la “M” de marxistas resultantes de la etapa de Rubalcaba (enterrado con honores de Estado) por sus chivatazos; o por último, los actuales sanchistas despiadados mercenarios socios de sangre de los nietos, hijos y hermanos de los asesinos al compartir en público mesa y mantel (fotos de Idoia Mendía…)

Y tercero y menos importante aunque también muy destacable: quienes claman a los cuatro vientos sin representación alguna en las instituciones, jamás harán nada en contra del sistema del que quieren formar parte, llámense movimientos cívicos de pacotilla o partidillos varios insignificantes, porque ellos también son del cuerpo de los resentidos amparados en el odio y la envidia del que no parte, reparte y se lo lleva.

Con los que existen, vale; no pierdan el tiempo en experimentos, háganme caso por experiencia propia. Desde dentro y a los que existen, o se los hace cambiar y entender el momento, o procede que revienten generando lo que sea con lo que quede de ellos y con aquellos supervivientes que verdaderamente sean merecedores del respeto de la ciudadanía, ya que los nuevos solo nacen, se desarrollan o se estancan definitivamente, con el permiso corrupto de los viejos. No olviden lo que les digo…

Las Asociaciones de Víctimas del Terrorismo, son la clave.

***

FranciscoGómezValencia.Politologo

Francisco G. Valencia

Francisco G. Valencia

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid en 1994 por lo tanto, Politólogo de profesión. Colaboro como Analista Político en medios radiofónicos y como Articulista de Opinión Política en diversos medios de prensa digital. De ideología caótica aunque siempre inclinado a la diestra con tintes de católico cultural poco comprometido, siento especialmente como España se descompone ante mis ojos sin poder hacer nada y me rebelo ante mí mismo y me arranco a escribir y a hablar donde puedo y me dejan tratando de explicar de una forma fácil y pragmática porque suceden las cosas y como deberíamos cambiar, para frenar el desastre según lo aprendido históricamente gracias a la Ciencia Política... Aspirante a disidente profesional, incluso displicente y apático a veces ante la perfección demostrada por los demás. Ausente de empatía con la mala educación y la incultura mediática premeditada como forma de ejercer el poder, ante la cual práctico la pedagogía inductiva, en vez de el convencimiento deductivo para llegar al meollo del asunto, que es simple y llanamente hacer que no nos demos cuenta de nuestra absoluta idiotez, mientras que la aceptamos con resignación.

Deja un comentario