Los pordioseros del espionaje. Por Rodolfo Arévalo

Los pordioseros del espionaje.

“Lo peor de tener un CNI es que como no tengas las treinta mil novecientas puertas para espiar eres uno de los pordioseros del espionaje”

No hay más tema en la actualidad que no sea el espionaje, el CNI, los catalanes, y Bildurretas, menudo revuelo por un “quítame allá esas pajas”. Que el espionaje nacional ¡ha espiado!, vaya novedad, y si no para que están o como decía mi abuelo: ”Irán o no irán y sino Paquistan”. La verdad es que el TBO, cada día, está más de actualidad, Anacleto y compañeros se nos han subido al candelero o “candelabro” como decía aquella; no confundir con el Metro que más de un disgusto podemos llevarnos.

Además el cabezón mas perjudicado de la Argentina, como electo que fue para nuestro hemicirco, debe dar su opinión, que como todo el mundo sabe es particular, porque cuando llueve se moja como los demás. La verdad es que si volviera a su país natal, nos quedaríamos a gusto. Lo peor de tener un CNI es que como no tengas las treinta mil novecientas puertas, que tenía Maxwell Smart en la serie “El superagente ochenta y seis”, es que no tienes nada, eres un pordiosero del espionaje, se te escapa el gato por cualquier rendija y la tienes liada in eternis. Y nuestro gato, al parecer se ha escapado o al menos algunos pelos del gato. ¡Vade retro Satanás! que se enteran de nuestras confabulaciones, dicen algunos separatistas, y yo me río por no partirme el eje, porque eso de sus conciliábulos lo sabemos todos de sobra, no hace falta que nos lo diga el CNI. No hacen más que repetirlo, por eso se sabe, más que saberse, ya nos cansa, nos satura…

Al parecer estos señores separatistas no se han leído la Constitución Española o de haberlo hecho, no se han enterado de la misa la media. A ver, España es un país, un estado bastante grande, que se troceó para dar cabida a las particularidades regionales y así conservar su folklore, lenguas, particularidades y diferencias, esas que hacen al país grande y atrayente. En España aparte de encontrarte variedad de climas, también te encuentras múltiples configuraciones de tierra, desde desiertos hasta vergeles. Aunque, si seguimos así, al final desiertos solo nos va a quedar el de Almería, quizás sea por eso que ese lugar es el que más extranjeros Magrebíes atrae. ¿Será porque les recuerda al Sahara, antaño Español? Vayan ustedes a saber.

Cuanto más vamos hacia el norte más húmedo es el tiempo y ya en la franja del cantábrico, están la mayoría de españoles pasados por agua muchos meses al año. Esto es un gozo ahora que, con el ritornelo manoseado del aumento de las temperaturas, hay quienes piensan en una España de desiertos inhumanos de Madrid para abajo. Esto no es muy original, porque España lleva siglos siendo así y salvo variaciones puntuales, no parece que su clima vaya a cambiar radicalmente.

Hace unos días hubo tormentas de agua y granizo por la zona de levante y las voces del cambio climático surgieron a una para advertir sobre los peligros, pero la verdad es que yo tengo sesenta y siete años y tormentas de ese estilo siempre las hubo por aquellos lares, yo las recuerdo desde niño.

Ahora me propongo un juego de ficción, me imagino España que ya no es España, son diecisiete paisillos, no podrían llamarse de cualquier otra manera, por ejemplo: El País Catalán, ojo no los países catalanes, que los valencianos, Alicantinos e Castellonenses quieren el suyo, se lo va a negar el President de la Generalitat Catalán lo dudo, probablemente habría revuelo y tortas. Va Castilla a integrarse en León como en la actualidad, también lo dudo León, Zamora y Salamanca querrán ser su propio país y ya si me apuras hasta Segovia querrá ser la República independiente de Segovia, hay políticos para todo y con tal de tener más plumas que otro hacen a eso, a pelo y a pluma.

Si es en un Parlamento Nacional y tenemos todo tipo de configuraciones, imaginen en un parlamento multinacional, ¿qué tipo de pajarracos no habrá? La verdad es que perder la gastronomía Española, la Paella Valenciana, el Bacalao al Pil Pil, las Fabes Asturianas, las Ensaimadas de Baleares, vamos solo la rica gastronomía Nacional, ya sería una pérdida irreparable. Nos haría de entrada más paletitos y provincianitos en un mundo que tiende a la globalidad y en el que no eres nadie sino interactúas, con eficacia, en el mundo, esa eficacia que te da la unión en la variedad. Viva la España multinacional unida y original.

Por eso decía al principio que alguien se ha sentido espiado, pero que sentido tiene espiar a tu propio país sino es porque hay quién desea separarlo, eso ha llevado a las páginas de la actualidad informativa el espionaje, el CNI, los catalanes, y Bildurretas, menudo revuelo por un “quítame allá esas pajas”. Que el espionaje nacional ¡ha espiado!, vaya novedad, si lo ha hecho ha sido porque era necesario controlar a los incontrolados.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: