El caramelo envenenado del falso periodismo de calidad, las cloacas y el 11-M. Los hilos de Luis del Pino

La Policía investigó el origen de la mochila de Vallecas después de la sentencia del 11-M
La Policía investigó el origen de la mochila de Vallecas después de la sentencia del 11-M

 

Entre las técnicas de manipulación de la opinión pública más habituales, está la denominada “caramelo envenenado”. Básicamente, consiste en lanzar un mensaje que tu audiencia objetivo esté DESEANDO comprar, para colarle de paso otro mensaje. Y con el periodismo y el 11-M ha sido muy utilizado.

 

 

En la versión oficial del 11-M se utilizó muchos caramelos envenedados : por ejemplo, con todas las chorradas sobre colaboraciones entre etarras e islamistas.

 

 

“la versión oficial del 11-M, una intoxicación sumamente burda, que el periodismo de los caramelos envenenados publica acríticamente”

 

 

Con esas noticias peregrinas sobre “colaboraciones”, se le ponía a la audiencia objetivo el caramelo (“ETA participó en el 11M”), para colarle a esa misma audiencia el mensaje falso (“Los islamistas participaron en el 11-M”). La técnica es muy efectiva.

 

 

Hoy, El Español trae otro bonito ejemplo, sacado del informe-bazofia sobre el 11-M encargado por el comisario Eugenio Pino.

 

 

Fíjense en esta imagen. Es un ejemplo perfecto de “caramelo envenenado”:

 

Un ejemplo perfecto
Ejemplo perfecto de caramelo envenenado del periodismo y el 11-M que hoy publica El Español

 

 

El informe pone el caramelo: “¡No sabemos en qué punto se encontró la mochila! ¡Escándalo! ¡Chapuza! ¡Sospechoso!”…

 

 

…pero solo para colar el mensaje falso: que “se ha probado que la mochila procede de la estación de El Pozo”, lo cual es MENTIRA.

 

“El informe la policía admite fallos en la custodia de la mochila y en él se constata lo que ya sabíamos: que no hay cadena de custodia de la prueba fundamental del caso”

 

Foto de la mochila que difundió ABC News.
Periodismo 11-M. Foto de la mochila que difundió ABC News.

 

La mochila de Vallecas es una prueba demostrablemente falsa, elaborada chapuceramente DESPUÉS del atentado y “colocada” o en IFEMA o en una comisaría. O sea, que al final el informe  localizado por la Policía y remitido a la Audiencia Nacional era otra intoxicación gilipollesca.

 

“Con todos los respetos: guárdese su basura y sus intoxicaciones, queridas cloacas y representantes del Periodismo 11-M. Ya hemos tenido suficientes”

 

 

El informe la policía admite fallos en la custodia de la mochila y en él se constata lo que ya sabíamos: que no hay cadena de custodia de la prueba fundamental del caso y que nadie vio esa prueba antes de que apareciera (¡milagro, milagro!) en dependencias policiales 18 horas después del atentado. Pero ese informe “sobre” la mochila ni siquiera entra a analizar (por lo que publica El Mundo) la pregunta fundamental:  “¿Cómo es posible que la mochila de Vallecas tenga metralla terrorista, si en los cadáveres del 11-M no la había?”

 

 

Solo ese dato ya basta para AFIRMAR que los artefactos que estallaron en los trenes eran distintos de la mochila de Vallecas. Y de que “La mochila apareció en dependencias policiales” y de “Los artefactos de los trenes eran distintos” se deduce que la mochila de Vallecas (la prueba de la que derivan todas las demás del caso) es una prueba colocada.

 

Con todos los respetos: guárdese su basura y sus intoxicaciones, queridas cloacas. Ya hemos tenido suficientes en el 11-M

 

 

Youssef Belhadj, considerado el cerebro de los atentados del 11-M
Youssef Belhadj, considerado el cerebro de los atentados del 11-M

 

Porque sobre el 11-M sobra el falso Periodismo de calidad. Seguro que todos ustedes han leído u oído estos días una noticia como esta:

 

 

“Expulsado a Marruecos el cerebro del 11-M, Youssef Belhadj”. O bien esta otra: “Sale de la cárcel el autor intelectual de 11-M, Belhadj”

 

 

Algunos medios, más prudentes, titulan así: “Marruecos juzgará a uno de los condenados por el 11-M tras cumplir 12 años de cárcel en España”

 

 

Solo hay un pequeño problema con estas noticias: que Belhadj fue ABSUELTO de los cargos de ser cerebro del 11-M, como pueden ver aquí:

 

como pueden ver aquí
Belhadj fue ABSUELTO de los cargos de ser cerebro del 11-M,

 

 

Es más, Belhadj ni siquiera fue condenado POR el 11-M. Le cayeron 12 años por ser islamista, pero absuelto de toda relación con el 11-M.

 

 

Por esa razón, porque NO le condenaron POR el 11-M, solo le cayeron 12 años y NO HA TENIDO QUE PAGAR ni un euro a las víctimas.

 

 

Así pues, queridos compañeros periodistas, ¿qué tal si dejáis de servir de vehículo a intoxicaciones? Por lo menos cuando son TAN burdas.

 

 

Pero bueno, ESO es toda la versión oficial del 11-M: intoxicación sumamente burda, que luego los medios publican acríticamente.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Luis del Pino

Luis del Pino

Luis del Pino: aprendiz de periodista, director del programa Sin Complejos en esRadio, escritor y traductor en los ratos libres, tuitero empedernido siempre.

Deja un comentario