Los trescientos años del tratado de Utrecht de 1713 iluminan al gibraltareño y héroe olvidado Simón Susarte

Luis Ortega con el busto de Simón Susarte
Luis Ortega con el busto de Simón Susarte

 

En la ciudad de San Roque hay un parque, un barrio y una estatua que  recuerdan su gesta (Páginas 296 y siguientes). Un acto heroico que merece no ser olvidado y que tan solo Arturo Pérez Reverte, con ese don que tiene para escribir sobre lo que muchos pensamos, lo ha recordado en los últimos años. Su nombre:  Simón Rodríguez Susarte, conocido como Simón Susarte, un humilde cabrero. Uno de los cuatro mil españoles que vivía en Gribaltar, una población estable y próspera de unas 1.200 casas, en aquel verano del año 1704 cuando los ingleses atacaron la roca con veinte navíos de guerra y unos 3000 hombres bien armados.

 

“Una gran victoria no podía pasar a la historia de la mano del  humilde cabrero Simón Susarte que cuenta la leyenda sobrevivió al cobijarse en aquellos senderos que nunca han recogido los mapas topográficos”

 

Tras cuatro días de asedio y muerte, los españoles entregaron la ciudad el 6 e agosto de 1704 y marcharon al exilio. Muchos lloraron. Simón Susarte, el pastor, tuvo que dejar sus cabras y como casi todos sus vecinos acampó alrededor de la ermita de San Roque, origen de la actual ciudad andaluza. Pero Simón, que solo aspiraba a recobrar su casa, y quizás, sus cabras, conocía cada sendero oculto de la roca, y por ello se presentó ante el General Villadarías para proponer un plan para reconquistar la plaza. Conocía como la palma de su mano un paso, el del Algarrobo por el que podría alcanzar la parte mas alta del peñón, la Torre del Hacho.

 

Ruta de Susarte
Ruta de Susarte

Si desde allí atacaba un grupo de valientes mientras el grueso del ejército  lo hacía desde el Campamento español cogerían a los british entre dos fuegos. Fue la única vez en trescientos años de historia que los españoles invadimos Gibraltar con una buena estrategia y verdaderas posibilidades de éxito. El general Villadarías designó a uno de sus coroneles, el Señor Figueroa, un comando compuesto por quinientos hombres que siguieron al cabrero Susarte por los riscos durante la noche. Y ellos cumplieron con su cometido y lo pagaron con sus vidas, porque el grueso del ejército español no apareció a la hora “señalada”. El problema fue el de la coordinación y los intereses políticos. Esa expresión de la política de baja estofa que hoy asoma por todos lados. Al parecer el general decidió esperar a los refuerzos de los franceses que querían la gloria para el “imperio de las ordenanzas castrenses”. Una gran victoria no podía pasar a la historia de la mano de un humilde cabrero que cuenta la leyenda sobrevivió al cobijarse en aquellos senderos que nunca han recogido los mapas topográficos.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Un comentario sobre “Los trescientos años del tratado de Utrecht de 1713 iluminan al gibraltareño y héroe olvidado Simón Susarte

  • el 29 mayo 2013 a las 15:33
    Permalink

    My family all the time say that I am wasting my time here at web,
    except I know I am getting familiarity every day by reading thes good articles or reviews.

    Respuesta

Deja un comentario