La Sentencia Arbitral de Guadalupe, otra interesada e importante tergiversación de la historia de los separatistas

LA SENTENCIA ARBITRAL DE GUADALUPE
La Sentencia Arbitral de Guadalupe, otra interesada e importante tergiversación de la historia de los separatistas

Los separatistas olvidan que desde la dominación carolingia pasaron a formar parte de Aragón y luego de España por el matrimonio de los Reyes Católicos, con un rey Fernando que apoyó las reivindicaciones de los payeses de remensa que vivían en un régimen de semiesclavitud respecto a la nobleza catalana.

 

 

“La Sentencia Arbitral de Guadalupe firmada el 21 de abril de 1486, está  calificada por los historiadores como la gran pieza jurídica que conllevó la paz al campo catalán”

Para ello nos remitimos a la Sentencia Arbitral de Guadalupe firmada el 21 de abril de 1486, calificada como la gran pieza jurídica que conllevó la paz al campo catalán. Con la Sentencia el rey Fernando el Católico daba por extinguidos los malos usos, los abusos consuetudinarios y otros que perjudicaban a los remensas. A estos remensas se les liberaba de la adscripción a la tierra y se les prometió disponer de sus bienes muebles, y que se mantuvieran en sus tierras como enfiteutas. Continuaban sujetos a los censos, luismos, diezmos, primicias y participaciones sobre los frutos de la tierra. Podían redimirse de los malos usos mediante compensaciones económicas a los señores.

 

 

La Sentencia amnistiaba a los payeses de su participación en las dos guerras remensas. La sentencia posibilitó el aumento de las explotaciones agrícolas y dejó las manos libres a los payeses para dedicarse a otras labores relacionadas con la industria y el comercio. También se eliminó el derecho de maltratar a los siervos. Los payeses eran considerados personas. Eso sí, se tomaron una serie de medidas para compensar las pérdidas económicas que sufrirían los señores feudales. Fernando el Católico ordenó que los remensas pagarían 50.000 libras barcelonesas pagaderas a lo largo de diez años. Con esto se compensaba a los señores y se hacía justicia.

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Artes y Humanidades. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Vázquez de Coronado, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica y Españoles Olvidados del Pacífico. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Artículos recomendados

2 comentarios

  1. Es igual,hagas lo que hagas,y enseñes lo que enseñes,ellos,seguiran diciendo que todo es mentira!!!

  2. No hay que dar de comer flores a los cerdos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: