Iglesias y Rivera, los nuevos caudillos de España por la gracia del marketing

Pablo iglesias e Irene Montero presentan la consulta
Pablo iglesias e Irene Montero presentan un referéndum interno

“Los actos de líderes políticos que se creen caudillos de España por la gracia del marketing, porque ni dicen lo que hacen, ni hacen lo que dicen, pero además solo vale lo suyo”

Hace 43 años, un 27 de noviembre de 1975, en el camino que empezaba la España democrática con la proclamación del Rey Juan Carlos como rey de todos los españoles, en nuestra España se acabó el caudillismo en todo su significado en lo que supone la política, pero este pasado fin de semana, lamentablemente, ese término tan deleznable, tan anti demócrata y tan sectario, se ha resucitado, gracias a la manera de actuar de dos actores de una nueva generación política que se está asentando en España y que con su marca de “nueva política”, han resucitado, gracias a su comportamiento ante la sociedad.

El pasado sábado, el líder de Podemos, hizo de un acto personal como es la compra de un chalet, valorado en 600 mil euros(cifra mágica que encubre los 100 millones de pesetas que antaño suponía ser millonario) toda una prueba de caudillismo hacia sus militantes, teniendo en cuenta que les hace votar sobre su posible permanencia en los cargos que ostenta, sin que les dé la oportunidad de valorar su propaganda de Venezuela, sus percepciones crematísticas de un empresario iraní, sus purgas internas hacia compañeros de partido que han osado levantar la voz por sus actitudes, o sus críticas hacia quienes desde la clase media, han accedido a las mejoras en su vida personal como ha sido el caso del ex ministro Guindos a la hora de comprar su ático madrileño. Para ello, no ha dudado en decir que esa aportación a su nueva vida, se debe a la ayuda de unos padres que a través de una herencia, le permiten conseguir ese chalet, obviando el detalle que en esa herencia, para su transmisión, también ha recibido y disfruta de los beneficios que la derecha rancia, capitalista y oscura que el denuncia, le permite acceder a la bonificación del impuesto de sucesiones a tipo cero de interés. Eso sí, Pablo Iglesias, permite que se cuestione su chalet de nuevo rico, ¡pero cuidado!, su política no es discutible para nadie de los suyos, no la somete a referéndum interno. El resultado es que un burgués que juega a ser comunista, quiere vivir como un burgués, no siendo consecuente con lo que predica, caudillismo puro, porque, además, no permite objeciones a su política para los parias de su mundo.

Rivera lanza 'España Ciudadana
Rivera lanza ‘España Ciudadana

“Cuando fue a firmar la ficha de afiliación a Nuevas Generaciones del PP, Rivera se olvidó que lo que presentaba ayer, ya se había producido en 1977”

El domingo, el segundo de los actores de la ” nueva política”, nos presentó a la sociedad un acto en Madrid con la disculpa de presentar una plataforma, que por sus características bien parece una agencia de fichajes de estrellas que un conglomerado de apoyo hacia un partido político, en donde resaltaba el ser español, no dudando en utilizar una gran bandera y el himno, pero no el de todos los españoles, sino el suyo, cantado por la vocalista Marta Sánchez, que desde la lejanía, hizo una propuesta hacia los españoles, que gustó, pero no terminó de cuajar .En esta convención, Rivera, nos explicaba cómo se debe amar a España, cual es el concepto de España y sobre la “vergüenza o no” de sentirse español, haciendo además, un olvido intencionado, de que en España, hay 858 personas que han dado la vida por la defensa de España, la democracia y la libertad.

En esta parafernalia de la convención en la que España ha sido el eje de su discurso, quizás por edad o quizás por desconocimiento, aunque debería saberlo cuando fue a firmar la ficha de afiliación a Nuevas Generaciones del PP, Rivera se olvidó que lo que presentaba, ya se había producido en 1977, cuando la entonces Alianza Popular, adoptó el lema de “España es lo único importante” y en su marketing, el cantante Jaime Morey, ya fallecido ,sacó una canción que titulada “Hay que buscar la verdadera libertad”, cuya letra, decía lo siguiente: ” Hay que buscar la verdadera libertad, hay que encontrar la fuerza para caminar, hay que luchar por la única España, de pueblos que se unieron al andar. Si tú quieres ven conmigo, construiremos paso a paso un lugar, donde exista la verdad, donde exista la igualdad, ven conmigo vamos juntos a luchar”

Por otro lado, Rivera nos vende que el defiende la españolidad de Cataluña, pero tras ganar las elecciones, su partido no ha hecho nada por representar a los constitucionalistas en una candidatura alternativa al independentismo, nos presenta unos presupuestos naranjas, cuando es la fuerza minoritaria en su elaboración y en ejecución y por si fuera poco, nos vende por un lado los logros obtenidos en Andalucía con su pacto de gobierno con los socialistas, pero a la vez, critica a Susana Díaz por el caso de los ERE. Nos presenta a un catalán socialista francés como alternativa a la alcaldía de Barcelona como Valls, y sugiere a Vargas Llosa en Madrid, sin tener en cuenta que exige y predica que las primarias en la elección de candidatos, debe ser la fórmula que debe implantarse en la política español, pero el elije a dedo.

¿Es esto caudillismo o no? En mi opinión, si y además solo son actos de líderes políticos que se creen “caudillos de España por la gracia del marketing”, porque ni dicen lo que hacen, ni hacen lo que dicen, pero además solo vale lo suyo, sin tener en cuenta que en política ya está todo inventado y que lo que venden, solo es propaganda, publicidad e imagen, que de eso saben mucho, pero nuestra España, necesita de gestores y de gobernantes y en ese capítulo, que nos puede enseñar Rivera a los españoles? Que yo sepa, solo ha gobernado en Valdemoros y ese ayuntamiento, sin terminar la legislatura, ha acabado en quiebra. ¿Es ese el modelo de C’s?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Eugenio Narbaiza

Eugenio Narbaiza

Soy Azcoitiano de nacimiento pero laredano, pejinuco y retrechero de corazón. Llevo en el alma ese espíritu marinero de quienes liberaron a Sevilla de sus cadenas, recibieron al Emperador Carlos V en su camino a Yuste y de quienes hicieron de Laredo, la Niza española. Amo la Libertad, al individuo y la verdad porque nos hace libres y mis armas son la pluma, la palabra y mis principios para defender a mi amada España.

Un comentario sobre “Iglesias y Rivera, los nuevos caudillos de España por la gracia del marketing

  • el 22 mayo 2018 a las 11:42
    Permalink

    España, penosamente es un país en el que la cultura política no ha terminado de implantarse. Hemos adelantado mucho en la democracia conseguida desde 1978 pero despacio, despacio, ya que no éramos un pueblo preparado, al que le faltaba ésa cultura por las circunstancias anteriores. Este principio se ha visto agravado en últimos 10/12 años, ya que, bien a través de los medios, marketing, discursos, promesas incumplidas, desencanto de la gente, etc. hemos vuelto a desentendernos de la política y de la exigencia a sus representantes. Es en ése momento dónde surgen los “caudillismos”, que se producen más bien como estamos viendo, por ésos motivos, y sobre todo porque como bien dice en su artículo España “necesitada de gestores y gobernantes” es algo de lo que desgraciadamente no hemos tenido la suerte en éstos últimos años, de conseguir y disfrutar.

    Respuesta

Deja un comentario