Rebelión ante la envidia y el rencor: Ponga usted también un partido propio en su vida. Por Vicky Bautista Vidal

Ponga usted también un partido propio en su vida.
Por la auténtica rebelión: Ponga usted también un partido propio en su vida.

“La multitud, anonadada, no hacemos otra cosa que lloriquear desde las redes sociales y desde cualquier medio”

Se dice, que el pecado capital en el que los españoles caemos con más frecuencia es la envidia. Pero no sé si decir que esta reina oscura ha sido medio destronada por el rencor. Rencor aliñado con una dosis de soberbia, aderezado con prepotencia y adornado con coloridos canutillos de ignorancia.

Mirando hacia los medios de comunicación y contemplando a los especímenes elegidos para croar por orden, se me viene a la boca un adjetivo: “rastrero”; más todos sus sinónimos, como, villanía, bajeza, mezquindad, vileza, adulación, abyección, infamia…; perlas todas ensartadas en el mismo collar del presente político español.

La multitud, anonadada, no hacemos otra cosa que lloriquear desde las redes sociales y desde cualquier medio, o sea, las redes sociales, por donde podamos dar rienda suelta a nuestra impotencia.

Que si, que nos da mucho asco. Que no hay derecho. Que nos van a llevar a la ruina… Que van a conseguir esto y lo otro… Bla, bla, bla, bla, bla… ¿Y de hacer algo que me dicen? ¿Y dónde está la oposición? Yo no los veo por ninguna parte. Los oigo aún menos. ¿Y ustedes?.

Con Ciudadanos fuera de juego porque nadie confía en Rivera y su acomodaticia influencia, queda el PP que debería estar aullando con furia desde todas las tribunas y aprovechando la ocasión que le ha ofrecido la indignación del pueblo por la forma que han tenido, como mínimo infame, de apoderarse del gobierno. Pero tampoco. ¡Silencio!

 “¿De verdad es tan fácil y tan rápido cargarse un país? Nadie dice nada y aún menos hace. ¿Y la rebelión?”

Noticias sobre desenterramientos, decretazos, helicópteros, promesas alucinantes que ponen los pelos de punta. ¿Por qué no?, también titulares inventados o repetidos hace meses… De todo en la cestita virtual. ¿De verdad es tan fácil y tan rápido cargarse un país? Nadie dice nada y aún menos hace. La gente clama por un pastor que los ordene y les de pautas para la protesta y la rebelión, pero el personaje quizá aún no haya nacido.

Si yo, hubiera sabido que era tan fácil apoderarse de un país y medrar hasta lo máximo siendo lo mínimo, habría actuado de otra manera en la vida.

Como nunca es tarde, propongo un nuevo partido a votar: El mío propio. VIC, ¡vote a VIC!, cuya cabeza visible e invisible soy yo. Les prometo, porque puedo prometer, como cualquiera puede, que haré que las gallinas pongan huevos de oro.
Llamaré al “tío de la vara” para que corra a mamporros a toda la patulea actual, ilegalizaré todos los partidos y estableceré unas normas para quienes tengan la intención de dedicarse a político, como estudios universitarios, test de cociente intelectual, pruebas de cultura general (Una carrera demuestra que alguien sabe mucho sobre el tema de la carrera, pero no que tenga una verdadera cultura general).

“Disolveré las autonomías, mandaré el ejército a Cataluña a que paseen las calles y disolveré a los mossos”

Test de capacidad, informes psiquiátricos favorables, Se valorará la experiencia y el patriotismo. Los cargos honorarios no se pagarán y será el interés y el deseo de ayudar a la patria lo que moverá al aspirante a lucirlos. Disolveré las autonomías, mandaré el ejército a Cataluña a que paseen las calles y disolveré a los mossos, cosa que se debía haber hecho hace ochenta años para reconvertir el cuerpo en policía nacional, equiparando los sueldos de todos.
Toda persona que desee ser maestro deberá demostrar fehacientemente que es apolítico y neutral y jurará que enseñará sin politizar. En los colegios, se creará una asignatura de libre pensamiento e Historia Política del mundo para que los niños tengan una base cierta sobre lo que decidirán pensar cuando sean mayores de edad.

“Seré famosa en el mundo por mi dureza con las fronteras y resolveré ciertas invasiones exigiendo a los visitantes trabajo e integración”

Seré famosa en el mundo por mi dureza con las fronteras y resolveré ciertas invasiones exigiendo a los visitantes trabajo e integración. Se creará, para los verdaderos refugiados, una agencia de trabajo europea por la que se buscara trabajo a todos y cada uno de ellos, que acudirán al país donde se le demande para empezar una nueva vida digna y libre. Siendo expulsado aquel que no acepte ningún trabajo. No habrá pensioncitas más que para los nacionales y la expulsión será inmediata al primer revuelo que arme el susodicho. Prohibiré por ley que haya concentraciones de extranjeros en un mismo barrio para evitar los guetos. Con todo lo que me ahorraré pagaré deuda externa y subiré las pensiones. Se retomará la eficacia que está perdiendo nuestra Seguridad Social.

Cuando haya rebanado, limpiado y saneado, permitiré nuevos partidos para la oposición, siempre que sus representantes demuestren valores, amor por su patria y deseos de elevarla y no de pisarla, venderla o regalarla. Prohibiré las denominaciones, izquierda, derecha, centro… También los colores: rojo, etc.

No prohibiré las lenguas autóctonas, pero el español será el idioma nacional obligatorio en todas las instituciones del país. Cada uno rotulará su negocio como quiera y hablará lo que le parezca teniendo siempre en cuenta que esto es España, una sola, siempre unida y debe respetar lo que es de todos.

Me ocuparé del problema de la vivienda y de los precios desorbitados de esta, acabando con la especulación del suelo.
Los okupas dejarán de existir y se habilitarán edificios como hospitales abandonados y se crearán otros para que no haya nadie que no tenga, al menos, un lugar donde dormir. Se protegerá la propiedad privada en primer lugar.

Las mafias serán expulsadas de inmediato y se prohibirá la entrada en el país a no ser que el visitante de cumplidas pruebas de que es persona de honor y traiga de antemano contrato de trabajo. No habrá “favoritismos” regionales, que ya hemos visto a lo que conducen y será fomentada y ayudada toda región de forma igualitaria.

“España conservará su historia y a los personajes que la hicieron, porque, buenos o malos, son las raíces y los artífices del presente”

España conservará su historia y a los personajes que la hicieron, porque, buenos o malos, son las raíces y los artífices del presente y serán siempre lecciones para repetir o no repetir los viejos esquemas.

Media España esta comprada por capital invasor. Se revisarán especialmente las propiedades de prensa y medios de comunicación y se tomarán medidas caiga quien caiga. Se fomentará la prensa libre y se reprimirá la antigua partidista o vendida a intereses oscuros.

España no es un queso, ni una pizza y no se puede dividir en porciones para que se la coman los infames. El jefe del gobierno, o sea yo, comparecerá una vez a la semana ante los medios para recibir toda clase de reclamaciones, dar solución a las dudas que se planteen y explicar con claridad meridiana como se hacen las cosas.

Por otro lado, se revisará cada año la acción del jefe del estado y ministros, y la carencia de logros o de soluciones serán causa de destitución inmediata. Se elegirá nuevo cargo por examen y pruebas ya nombradas antes. Será un tribunal apolítico e imparcial quien juzgue el merecimiento del prócer a continuar o dejar el cargo.

Soy inexpugnable por que ni tengo Masters ni presumo de ello. Tampoco tengo currículo falso y al ser escaso el verdadero, nada hay que investigar. Y esto es solo el arranque de mi partido: VIC.

Ponga usted también un partido propio en su vida. Cree su partido. Cada español un partido. En las elecciones vótese a sí mismo cada uno y haga lo que quiera cada cual con sus ministerios, el de Hacienda especialmente. Y todos los demás por añadidura. Sorprenda a sus mandatarios y dese a la fuga. No pague, no compre, no vote, no cotice. Cree su propia autonomía personal. Implante lo que quiera y si quiere ser usted separatista pues séalo en la intimidad de su partido.
Total…

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Deja un comentario