Unos juraron defender la unidad de España, y otros debieron jurar. Por Rodolfo Arévalo

Unos juraron defender la unidad de España, y otros debieron jurar
Unos juraron defender la unidad de España, y otros debieron jurar

“Unos juraron, y otros debieron jurar. Aunque sea a posteriori, deberían ser obligados por el Estado de Derecho y la democracia a jurar: la Bandera, la Constitución y la Unidad de España”

Unos juraron, y otros debieron jurar. Aunque sea a posteriori, deberían ser obligados por el Estado de Derecho y la democracia a jurar: la Bandera, la Constitución y la Unidad de España. En un capítulo de “El bosque de Euxido” escribí. “- responde a esto con la autentica verdad”. “¿Juras por tu estúpido egoísmo, defender tus verdades relativas con la última gota de tu sangre?” El increpado contesta “¡Sí, lo juro!” a lo que el demandante responde “¡Mentira!”. “¡Oh lo ha jurado!” dice un segundo personaje. “Sí, es un mentiroso” dice otro más. El que preguntó primero dice “Has sido un perjuro, pero no te menosprecies has estado a la altura de todos los demás”.

Esto que evidentemente está sacado de una novela de ficción, no deja de ser verdad en la realidad. Muchos juraron defender la unidad de España con la última gota de su sangre. Y salvo que no hayan ido a hacer el servicio militar a la Conchinchina, no están libres de cumplir su propio juramento aquí en el país en que juraron, bajo pena de quedar expuestos a los demás como piltrafas de mierda incumplidoras de su obligación y su honra. (Por cierto Honra, palabra moribunda por lo que se ve en España). ¿Dónde están esos caraduras que, no contentos con esto todavía, insisten en romper la unidad territorial por intereses propios y no del conjuntos de los habitantes de sus Comunidades Autónomas? ¡Ah, algunos huidos porque saben que han cometido un delito!. Otros en la cárcel esperando un juicio que ya debiera haberse celebrado y otros dale que te pego con el ritornelo impropio e ilícito. ¿No debieran ser inmediatamente encarcelados por deslealtad ( Palabra que también ha perdido su significado a manos de PODEMITAS, no hay más que ver la lealtad interna que gastan y la lealtad con los demás que usan) a su país?

“A la luz de la Constitución Española sí se contempla el hecho de que España es una Nación indivisible y que hay mecanismos Constitucionales para que lo siga siendo”

No sé, pero a la luz de la Constitución Española sí se contempla el hecho de que España es una Nación indivisible y que hay mecanismos Constitucionales para que lo siga siendo y no las medias tintas y verdades retorcidas de un nefasto personaje, émulo de ZP y continuador de sus rocambolescas políticas de odio y hundimiento de España y de solo una parte de los Españoles. Pedro Sánchez puede continuar con el derribo de España, su democracia, economía y honor internacional, porque le sostiene en el gobierno una panda de inconstitucionalistas y perjuros, muchos de ellos, porque juraron bandera y mantener la Unidad de España. Otros porque juraron la Constitución, por imperativo legal o por lo que fuera, pero juraron. Por cierto parece de chiste que se admita un juramento por imperativo legal. No se debe de admitir la forma, “por imperativo legal”, porque o estás con la Constitución del setenta y ocho o no puedes estar en el parlamento de la nación, que ni reconoces, ni respetas.

Hay una panda de blandengues que por evitar otros males y ser buenistas, o sea tener “buen rollito”, nunca han puesto impedimento. Pero lo que habría que decir, de verdad en ese momento, es “señor Diputado, o hace usted el juramento como debe de ser o usted no puede estar en este parlamento que no reconoce, porque para usted no existe aunque sea por imperativo legal”. (Aquí irían las carcajadas enlatadas, para más INRI). Así que para hilar con las carcajadas anteriores habría que añadir un chiste como aquel de hace unos años acerca de un político y un ficus, habría que decirle: “Señor diputado apéese usted del escaño y de la burra. Bájese usted al terreno de la realidad y no nos venga con milongas, sí o sí, y si no vaya a dar la coña a su casa”.

Y por cierto añadir, que en su casa puede jurar por el Susumcorda si quiere, pero no en el lugar en el que residen los representantes del pueblo que él abomina. “Creo que usted sabe, como todo el mundo, que hay una tienda de muebles en la que puede usted comprar para construir la República Independiente de su Casa. Pero a los Españoles déjenos usted en paz”. “Votamos una Constitución, una forma de Estado y de Gobierno y tiene usted que comer todavía mucha sopa, para tratar de cambiar una sola coma a lo que fue aceptado por millones de habitantes del país real que se llama España. No de uno imaginario de irás y no volverás”.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario