Mostrando: 2577 - 2590 de 2.590 RESULTADOS

La señora Barberá, el respeto y la miseria moral de los podemitas, por Ana Castells

Es sorprendente el ensañamiento contra la señora, (DEP) al parecer por MIL euros, mientras la jueza de Sevilla va dejando pasar el tiempo para que vayan prescribiendo los cargos por los ERES, la formación, Mercasevilla, etc. etc que son CIENTOS DE MILLONES, que deberían haber ido a ayudar a los parados, sin que se produzca ningún escándalo mediático ni político.

Un año después, hoy y ahora, yo soy París ¿Y las matanzas de cristianos por los terrorstas islámicos, qué?. Si vis pacem…

Todos fuimos París y nos sentimos Francia, pero ante las masacres y matanzas de cristianos en Siria, Libia, Irak o Egipto, donde por cierto hay cristianos y la Cristiandad les llegó mucho antes que a Europa, o las muertes de cristianos de Paquistán, los cientos de mujeres cristianas esclavizadas…ante ello, nadie susurró: “ahora todos somos cristianos”.

El Brexit y los nuevos EEUU, por Ana Castells desde el corazón de la Diagonal

antes-y-despues-del-brexit

Los british votaron su salida de la Unión Europea, el famoso Brexit, apelando a la recuperación de la soberanía nacional, pero les ha faltado tiempo para correr a pedir a papa EEUU que les apoye para que los europeos no les hagan pagar muy cara su salida del club europeo. Que EEUU tenga que presionar a la Unión para que sea benevolente con el Reino Unido es toda una muestra de esa soberanía nacional que tanto les importaba. Como siempre la pérfida albión haciendo el ridículo pero con toda su soberbia intacta.

ana-castells Ana Castells

 

Los apuntes de Nacho: El descaro inclasificable de la “nueva política de progreso”

NO hay por donde cogerlo. Ilustración de José Igmacio Díaz Gómez
NO hay por donde cogerlo. Ilustración de José Igmacio Díaz Gómez. http://joseignaciodiazgomez.blogspot.com.es/

 

 

“Un descaro inclasificable. Tal vez sea el normal desarrollo de lo que hemos dado en llamar alegremente “nueva política de progreso”

 

 

 

La perplejidad y el asombro son las características del pueblo español a tenor del comportamiento de la clase política. Parece extravagante que el PSOE, pida al PP que colabore incondicionalmente para que el ínclito Sánchez llegue a la Moncloa, después de haberse negado, por activa y pasiva, a abstenerse cuando la pelota estaba en el tejado popular, ganador de las elecciones generales.

España se encontraba ,como ahora, en un estado de inestabilidad. Ahora,sin pudor y vergüenza, se atreven a pedir a Mariano Rajoy que les dé el triunfo. Un descaro inclasificable. Tal vez sea el normal desarrollo de lo que hemos dado en llamar alegremente “nueva política de progreso”.