Hablando de intelectuales… conviene recordar a Federico Jiménez Losantos, por Rey Viñas

A Federico Jiménez Losantos le han acosado día y noche sin descanso y, ahí está, firme, sereno, inmutable, defendiendo la verdad, la libertad, la unidad de España, su lengua y su historia. ¡Bien puestos, si señor!

Leer más

Tertulia en torno a una “Alcachofa” granate con “desahogado resentimiento” contra el Partido Popular

Pese a lo previsible de sus contenidos -lo que suele ser común para casi todos los medios conocidos-, continúo escuchando por las mañanas -alternando a veces con la COPE- la tertulia de EsRadio que dirige Federico Jiménez Losantos, con el que coincido en buena parte del fondo de sus comentarios aunque no, desde hace unos años, en las formas, como he dejado constancia en algún artículo de finales y no pocos comentarios en las redes sociales -artículo que, tal vez, fuera causa de que “me cayera” de la lista de colaboradores de opinión de Libertad Digital, más lo segundo que lo primero, parecería-. Los fines de semana, a partir de las 10, se los concedo a Cristina López Schlichting, después de escuchar un rato a los invitados de Luis del Pino, si de periodistas serios se trata y no de “tertulíticos o periolianos” , claro.

Leer más

De paseata con Ignacio López Brú por las cloacas del 11 M en rebeldía contra la invasión de los ultra cuerpos

Confieso que al llegar a la última página de “Las cloacas del 11 M” se me secó la lengua y comencé a sudar. En los ojos un par de lágrimas me nublaron la visión y por eso, tras enjuagarme el rostro y beberme un buen vaso de aceite de ricino, me calcé de nuevo las gafas y retorné a la lectura a través de las miguitas que había subrayado y desperdigado entre sus 444 páginas, en un camino de vuelta que me llevó de un tirón a una completa y segunda lectura, febril y desordenada.

Leer más

¿Delito moral? El Yak-42, el Cougar y los Soldados caídos

Sigo a diario al señor Losantos pero me hierve la sangre cuando insiste una y otra vez en que el único error fue el de la identificación de los cadáveres del Yak-42 que se hizo deprisa y corriendo afirmando que fue así porque estaban robando los dientes de oro a las víctimas

Leer más