El memorial de Atocha. Una vergüenza nacional, porque es imposible respetar algo que no se conoce

El memorial del 11 M
El memorial del 11 M

“Un Memorial se construye con amor, respeto, responsabilidad y sin escatimar en gastos. A nadie se le ocurre construir un elemento arquitectónico con elementos perecederos”

Hace dos años decía en estas líneas ¡yo no soy Charlie! pues no creo en el insulto pero tampoco acepto el crimen como respuesta. Y aunque no soy francés me gustaría serlo por la envidia que me produce el sentido de unidad frente al enemigo, algo que no puedo decir respecto a la masacre del 11M.

Han pasado 14 años y nadie sabe quién lo ideó ni quién lo perpetró aquel lejano 2004. Hace dos años también denunciaba el estado deplorable del “Memorial” de Atocha por aquellas víctimas olvidadas. Un Memorial del que pocos o nadie sabe ni lo que es ni su significado, y que además se encuentra convertido de nuevo en un pequeño basurero… Ese es el respeto por nuestra memoria y nuestras víctimas.

“Un Memorial se edifica para permanecer en el tiempo, se construye en hormigón y acero, con las letras de los nombres de las víctimas grabadas en piedra o sobre metal” 


Un Memorial se construye con amor, respeto, responsabilidad y sin escatimar en gastos. A nadie se le ocurre construir un elemento arquitectónico con elementos perecederos, plásticos, cachibaches hinchables y unos papelitos que volaban a impulsos de un motorcito y un ventilador. Un Memorial se edifica para permanecer en el tiempo, se construye en hormigón y acero, con las letras de los nombres de las víctimas grabadas en piedra o sobre metal y en absoluto en un ridículo globo, un preservativo hinchable.

Hoy la gente, los jóvenes pasan al lado de este esperpento y a parte de no reparar en ello, si se les pregunta no saben qué es aquello ni en memoria de qué se hizo.

Si quieren saber lo que es un Memorial busquen ejemplos en Francia, Reino Unido, Alemania, EEUU, Rusia… un Memorial actúa sobre la conciencia y hace pedagogía para las futuras generaciones, en cambio en España tenemos una ley creada por la izquierda radical y admitida por una blandengue y cobardona pseudoderecha para cambiar y prostituir la Historia.

Nadie lucha por algo que no ama, nadie ama algo que no respeta, y es imposible respetar algo que no se conoce. Desolación y dolor es todo lo que siento en este momento.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
José Crespo

José Crespo

José Crespo. Si Vis Pacem Para Bellum, enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Soldado en la reserva, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por".

Deja un comentario