La falacia ilegal de la imposible independencia y las gafas de no ver. Por JoséCrespo

La falacia ilegal de la imposible independencia y las gafas de no ver el qué hay de lo mío. Ilustración de Linda Galmor.
La falacia ilegal de la imposible independencia y las gafas de no ver el qué hay de lo mío. Ilustración de Linda Galmor.

«Y así disimular la falacia ilegal de la imposible independencia con las gafas de no ver. ¡Después de mi el diluvio! ¿Verdad?»

La no aplicación de la ley, la abdicación de la ley, el incumplimiento de las sentencias del Constitucional en materia educativa y lingüística es lo que nos ha traído a esta ciénaga que sufrimos en España, además del abandono de los catalanes que se sienten españoles y de los que sin ser catalanes viven en Cataluña.
El gobierno del PP se felicitaba de que los independentistas no tuvieron ni un solo lesionado en la huelga general política cuando en realidad hubo cientos de miles de lesionados pero en el bando de los ciudadanos que quedaron desprotegidos y por lo tanto lesionados en sus derechos fundamentales, que no pudieron ir a trabajar, que no pudieron abrir sus negocios, que no pudieron llevar a sus hijos al colegio, ir a consultas médicas prefijadas, frenados por unas docenas de antisistemas, vagos y desocupados, protegidos y facilitados en sus objetivos por los mozos de escuadra.
¿Qué es eso de buscar la independencia por medios legales, qué es eso de un referéndum pactado, qué es el derecho a decidir? Vivimos ante un victimismo patético en el que hechos delictivos gravísimos se ocultan como un ataque a la democracia y a los detenidos se les tilda de presos políticos.
Sin ir más lejos el delincuente Trapero en el colmo de la desvergüenza es repuesto en su cargo de jefe de los mozos de escuadra. 
Si en el artículo 6 de la Constitución se dice de forma meridiana respecto a los partidos políticos que «…Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley…», entonces no es posible que existan partidos legales que pretendan acabar con la unidad de España y con la soberanía nacional, que reside en el pueblo español, atacando directamente los artículos 1.1 de la Constitución donde se dice que «la soberanía nacional reside en el pueblo español del que emanan los poderes del estado» y el número 2 que deja claro «La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles…».
Cómo es posible que estos delincuentes y sus palmeros embarren las palabras libertad y democracia, se apropien de ellas y llamen presos políticos a unas delincuentes mientras siguen en el adoctrinamiento y en las falsedades de los países catalanes/corona catalano-aragonesa.
Aquel portacoz, «barón de Claret», decía que se alegraría de que «Putdemón» se presentase a las elecciones y ahora le tenemos en Bruselas a cuerpo de rey con nuestro dinero.
¿Cómo es posible que se puedan integrar en las listas y se puedan presentar a unas elecciones todos los que quieren romper España? Que se sigan manteniendo activos los altavoces del separatismo TV3 y Cataluña radio que se mantienen al margen de la ley en ataque permanente a la Constitución y a la leyes, al margen de la libertad de información… ¡Esto es de locos!
Cómo es posible que haya colegios en Baleares donde haya directrices concretas para que a los niños que no entienden catalán se les hable con signos en vez de emplear el español, y lo que es el problema de fondo, cómo es posible que en España no se pueda estudiar en español en determinados lugares…y ahora Celaá y el gobierno social comunismo eliminan la lengua española del sistema educativo orinando sobre el artículo 27 de la Constitución: «Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza», artículo que ha sido retorcido a tal extremos de que los separatistas se han sentido libres de enseñar en la lengua que quieren de forma exclusiva y excluyente y ejerciendo un brutal adoctrinamiento. Pero claro, el estado tiene el cometido según este artículo de «garantizar el derecho de todos a la educación» y ¿Dónde está Celaá y todos los de gobiernos anteriores, de derechas y de izquierdas, que no hicieron NADA como aquel simpático y orondo barón de Claret que como Celaá siempre han lucido permanentemente las gafas de no ver?
Recuerdo cuando los informes de los inspectores educativos de Cataluña emitían sus informes y Claret los guardaba en un cajón… Y así esconder la falacia ilegal de la imposible independencia con las gafas de no ver. ¡Después de mi el diluvio! ¿Verdad?
José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario