Recibo bofetadas, estoy amenazado y los falsos demócratas me tratan como un ciudadano de segunda. Testimonio personal

Me han vetado como a un apestado, soy tratado como un ciudadano de segunda y cuando voy a denunciarlo a la comisaría de los Mozos estos me preguntan por lo que hice en el Parlamento, cuando los políticos manipularon mi imagen

Leer más

Sobre el tan sectario como asesino populismo. Desde el país de las maravillas, Miguel Bosch

La democracia es del y para el pueblo, debería ser más popular de lo que es en estos momentos. Que no te engañen, le digo por último a mi interlocutor, un servidor también es populista y no soy de Podemos ni del partido popular, soy ciudadano pero no de Albert Rivera, y es que intentan con sus falsos populismos robar nuestros derechos.

Leer más

Han comenzado el Show de colocar sus SÍ a la independencia, exigiendo democracia, cuando en verdad la tienen

Comienza el show, el aquelarre separatista, bien trazado. Los partidos se unen para dar, a lo que ellos llaman a todo un pueblo, un menú con un solo plato, la independencia Se llamarán junts pelí SI, y con ese SI nos quedamos como reclamo de su tercer butifarréndum y para su desfile victimista romancero, o procesión del odio hacia España y españoles.

Leer más

Desde el país de las maravillas Miguel Bosch: El populismo de la falsa Cataluñistán. que tan caro nos cuesta a todos, camino de ser musulmán

Según estos populistas, falsos reyes del reino de Narnia, por el bien de la libertad del ciudadano son capaces de torturar, sin compasión, a los que nos les siguen la corriente. Pero sí, que el fútbol siga siendo instrumento de entretenimiento, y que el deporte apague la realidad… Que no pare el cobro del impuesto revolucionario mientras la obra manipuladora siga realizando autopistas hacia el pillaje con el tres por ciento.

Leer más

Recordemos un compromiso importante. El día 12 de Octubre saldremos de nuevo a defender nuestros derechos

Estos que en Francia o Alemania estarían prohibidos por golpistas y aquí con el consentimiento de las instituciones españolas nos discriminan y, a diario, nos hartan a una mayoría de catalanes con su espesa palabrería y ademanes totalitarios y que hacen de su fe una mentira, no han hecho más que despertar la españolidad, casi ocultada, prohibida en nuestros corazones y querida comunidad catalana.

Leer más