Estamos hartos y cansados de fanáticos con aires de grandeza

Basta de financiar el estilo de millonetis de los politicastros catalanes. ilutsración de Linda Galmor
Basta de financiar el estilo de millonetis de los politicastros catalanes. ilutsración de Linda Galmor

 

 

“Estamos hartos y cansados; hartos de que nos llamen ladrones cuando los que roban son otros, y cansados de fanáticos con aires de grandeza

 

Estamos hartos y cansados; hartos de que nos llamen ladrones cuando los que roban son otros, y cansados de fanáticos con aires de grandeza. Aburridos de oír la misma monserga desde hace ya más de cien años: La diferencia, la diferencia…qué coño la diferencia, siempre buscando ser distintos a los demás. Porque se consideran mejores y más guapos, claro. Para engrosar el pelotón de la mediocridad no hace falta separarse.

 

Quieren un referéndum. Pues mira, a lo mejor había que hacerlo, pero votando todos; no los que a ellos les parezca. El resultado podría ser sorprendente, y bien que lo siento por los buenos de allí. Pero repito, estamos muy hartos y a lo mejor se iban, no por su voluntad sino porque los demás les dieran puerta.

 

Están dividiendo a las familias, a los hermanos, a los padres y a los amigos. Están impidiendo a los niños estudiar en la lengua de todos. Están engañando a su gente con promesas de plástico y marketing de baratillo, arruinando y despilfarrando en gastos inútiles para crear “país”, que todos pagamos al final. Están incumpliendo la Ley y fomentando el odio. Están dando un golpe de Estado, pero no pasa nada. Los buenistas quitan importancia a todo esto, pero otros no. Ni lo olvidaremos y no sé si lo perdonaremos.

 

Están ganando, de momento. Se ponen gallitos, sacan pecho y farfullan grandilocuentes declaraciones, que en otro sitio hubieran merecido un puñetazo en la mesa y medidas contundentes. Pero enfrente tienen a un hombre ocupadísimo ahora en ver el Tour de Francia, mientras se pone de perfil como Don Tancredo triunfante. Dicen que es muy listo y que guarda sus estrategias, pero nos hace perder la paciencia. La paciencia nos está matando. Y estamos cansados ya, muy cansados.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Guillermo Emperador

Guillermo Emperador

Español, bajito, republicano y alopécico. Profesor de la escuela del maestro Ciruela, boticario y bloguero en Libertad Digital con el espantoso nick de “chinito”. Ahora autoascendido a Emperador de la tierra de las Mil Naciones (España, obviamente). Tengo un blog, una coneja y muchos amigos en la Llanura de Palmaria. Nunca pensé en escribir pero la vida es un camino que lleva por derroteros extraños.

Deja un comentario