¡Qué verano de disparates! Dondequiera que las leyes se debilitan, el Estado no existe ya

  No lo digo, sólo, por las altas temperaturas que cada día nos venden como “excepcionales” esos medios de comunicación

Leer más